SECRETARIOS  PRESIDENCIALES
Ser Secretario Presidencial en la administración Kirchnerista, otorga suculentos beneficios. Tal lo demuestra el incremento patrimonial del año 2003 al 2008 de los que ocuparon y ocupan esa función:
Fabián Gutierrez :  de $52.560   a  $ 512.393  incremento  874%
Héctor  Daniel Muñoz: de $ 14.000 a  $ 1.579.172 incremento  11.180%
Isidro  Bounine: de $ 15.000  a  $ 830.000 incremento 5.435%
Julio Daniel Alvarez:  de $5.860 a $298.406 incremento 4.992%.
Además, todos adquirieron terrenos en el Calafate y realizan obras en dicho lugar.
Estudios y méritos  académicos y/o culturales:  desconocidos. 
El fiscal Guillermo Marijuán inició investigaciones por supuesto enriquecimiento ilícito. (Fuente diario Perfil).
Otro Secretario
En  los años 70 conocí a quién también fue un Secretario Privado Presidencial.
Tuve el altísimo honor de ser su alumno en la Facultad de Derecho de la UBA, discípulo, secretario y amigo en su tránsito por la docencia, la función pública y de allí para toda la vida. 
Me refiero al Dr. Julio Carlos González en su paso desde las aulas universitarias, la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Capitanía de Puertos, la Secretaría Técnica y Privada de la Presidencia de la Nación, hasta el 24 de marzo de 1976 y en adelante.
Patrimonio del Dr. González en 1973: una casa de 10 mts. X 35mts de 3 dormitorios, 2 baños living comedor, cocina y escritorio. En el barrio de Flores ciudad de Buenos  Aires.
Patrimonio al 24 de marzo de 1976: una casa de 10 mts. X 35 mts. de 3 dormitorios, 2 baños, living comedor,  cocina y escritorio. 
Patrimonio al 18 de abril de 1983 al salir del Penal de Magdalena habiendo sido el último preso político en ser liberado: una casa de 10mts. X 35 mts. De 3 dormitorios, 2 baños, living comedor, cocina y escritorio.
Por el Decreto 1031/ 84  el gobierno de Alfonsín le otorgó la suma de  U$S 500.000 (Quinientos mil dólares)  en resarcimiento por los más de Siete años de denigrante cautiverio sufridos.
Leemos en el Clarín del 25 de mayo de 1988 “El Dr. Julio  Carlos González renuncia a una indemnización bajo los siguientes conceptos”: “Mi convencimiento absoluto que no se puede materializar el dolor ni especular sobre una tragedia que nos a destrozado la vida a millares de argentinos”. Por otra parte señala: “Convertir al Estado Nacional en deudor del pago de los daños que ocasionaron  los autores de la rebelión del 24 de marzo de 1976 es legitimar todo lo que éstos hicieron y ‘estatizar’ las obligaciones patrimoniales que los sublevados tienen  pendientes en razón de su delito.”
Detallar los reconocimientos, méritos académicos, jurídicos, ensayos , trabajos, libros escritos por el Dr. González, excede con creces el espacio de esta columna.
De igual manera la monumental obra jurídica desconocida del gobierno constitucional 1973-1976,  producto de un profundo estudio y patriotismo sin igual, de una capacidad moral e intelectual sin par. Aptitudes que no conocen ninguno de los actuales entes biológicos que dirigen los destinos del pueblo argentino.
Patrimonio del Dr. González  a enero de 2011: una casa de 10 x 35 de tres dormitorios, dos baños, living comedor, cocina,  un escritorio en el barrio de Flores de la ciudad de Buenos Aires.
Ingresos: sueldo de profesor Universitario.
“Las deudas históricas no se pagan, se sufren” José Mujica (Presidente de Uruguay).                                                                                            Dr.  Javier Cornejo
                                                                                               Enero 2011
Publicado por el Diario El Tribuno de Salta el 21-02-11  pag. 20  y por la página on-line “Crónica y Análisis” el día 6-03-11