DE GAULLE TENIA RAZON

En la pasada Cumbre de Bruselas, el Primer Ministro Inglés David Cameron comunica su decisión de “no unirse a un nuevo convenio presupuestario con la Unión Europea”, ya que el mismo no se “corresponde con los intereses del Reino Unido”.

Un gran sector del Imperio Británico consideró a este paso como “correcto pero insuficiente”.

Al decir de Jon Gaunt , líder de la campaña Vote Uk out of EU : Ahora hace falta salirse totalmente de la Unión Europea.

Hoy como ayer, Sarkozy reafirma las palabras del Gral. De Gaulle, al sostener que “existen dos Europas, una que desea más solidaridad entre sus miembros y otra que solo se interesa por la lógica del mercado”.

El general De Gaulle se opuso al armisticio que el Gral. Petian concertó en 1940 con Alemania. Llamado en 1958 propugnó una nueva constitución que creó la Quinta República presidiéndola de 1959 a 1969.

Propugnaba una Confederación Europea de Estados Soberanos.

De Gaulle postergó la unión europea porque en realidad no la creía posible debido a las siguientes razones:

1.- Con relación a la Comunidad Europea del Carbón y el Acero, Francia no sacaba ningún provecho, sino que los beneficios de esa cuenca minera solo resultaban ventajosos para Italia, Bélgica, Luxemburgo y Holanda.

2.- Con relación al EURATOM, Francia llevaba muchos de investigación nuclear, mientras que sus “socios” no habían hecho nada.

3.- Los términos y fines de la CEE no se correspondían con las necesidades y objetivos económicos franceses.

4.- En una Confederación Europea (y no la CEE) cada país integrante debía “conservar su propia soberanía” y su representación: su moneda. Por lo tanto la Confederación Europea debería referirse a cuestiones taxativamente enumeradas, sin ningún “poder supranacional” sobre las mismas. Tales son básicamente dos: política exterior y defensa común.

OPOSICIÓN AL INGRESO DE GRAN BRETAÑA

El Gral. De Gaulle se opuso terminantemente al ingreso del Imperio Británico a la CEE debido a lo siguiente: a.- Tal significaba el ingreso del Commonwealth (57 países y más de 1.600 millones de habitantes).

b.- Con el Imperio, ingresaba además la Asociación Europea de Libre Comercio, que se organizó en Estocolmo por el tratado firmado el 4 de enero de 1960 entre Inglaterra, Austria, Dinamarca, Noruega, Portugal (que debía seguir la política inglesa en virtud del tratado de Methuen de 1704), Suecia, Suiza y el diminuto estado de Liechtenstein (plaza financiera Suiza). Este conjunto de países tenían hábitos, costumbres y tradiciones políticas disímiles a los Seis Países de la Comunidad Económica Europea (Francia, Alemania, Italia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo), a la que quedarían vinculados junto con el Commonwealth. “Esto cambiaría por entero el sentido de mercado común de los seis”(Fernández Navarrete. Historia y Economía de la UE. Madrid. 1999, pag. 87).

c.- Inglaterra tenía singularmente producción industrial. Las negociaciones agrarias provenían de la “reventa” que hacía de carnes y cereales, principalmente argentino. Con esto, los estados europeos de producción agropecuaria propia quedarían desarticulados. Ello era opuesto a una organización europea que subvencionó siempre al agro., base del arraigo campesino, que constituía la médula de sus tradiciones y cultura.

En definitiva: todo esto crearía una comunidad atlántica colosal, a la que se adicionaría EEUU (incorporados al Imperio Británico visceralmente después de la 2da. Guerra Mundial).

De Gaulle sostenía que Europa sería “absorbida” por la conducción de intereses especulativos anglo-americanos.

FINAL

Hoy constatamos que, habiendo provocado su estallido, Londres se retira.

Dr. Javier Cornejo

17-12-11