4) Informe del perito Ad-hoc Juan Carlos De Pablo.

En su informe de fs 909/921, en síntesis expresa y puntualiza:

      A) Que para una eficaz investigación es menester realizar un esfuerzo verificador, consistente en comprobar: la veracidad de las deudas, calificadas como tales por el BCRA, que la deuda se contrató al costo más bajo posible, y que no hubo pagos indebidos de comisiones; que también se debe realizar un esfuerzo explicativo, consistente en reconstruir el proceso económico que explique el crecimiento económico de la DEA en el período 1976/1982; que la primera cuestión es una tarea de auditores, y la segunda de economistas. Apunta que su informe en relación a las preguntas del Tribunal: ¿cuánto se debe?, ¿a quién se le debe? y ¿porqué se debe?, trata de explicar esta última pregunta, y para ello analiza dos identidades.-

      a) La deuda externa neta y la deuda de los argentinos con el resto del mundo: la deuda externa neta, es igual a la diferencia entre lo que los argentinos le deben al resto del mundo, y lo que el resto del mundo le debe a los argentinos -y aquí hay que tener en cuenta los depósitos de argentinos en el exterior y las inversiones en el exterior, incluyendo inmuebles. Sobre lo que debemos el BCRA compila información, sobre lo que nos deben, no hay dato confiable (siendo esta cuestión importante). La deuda externa neta, se centra en la deuda de los argentinos con el exterior, siendo que la variación de una y otra puede ser diferente, pues no se tiene en cuenta por ejemplo los autopréstamos y los depósitos en el exterior.-

      b) Variación de la deuda externa neta y el saldo de la cuenta corriente de la BP, pues el saldo de la cuenta corriente de la balanza de pagos, es igual a la suma de las variaciones en un mismo período de las RI, y la deuda externa neta; en la República Argentina no existe una determinación correcta y exacta de la BP y de la deuda externa neta, lo que existen son estimaciones, de modo que las diferencias descubiertas entre las estimaciones observadas de la balanza de pago y la deuda externa neta pueden tener que  ver con  problemas de estimación salidas de capitales, o por ejemplo con exportaciones no declaradas que se cobran en el exterior, se depositan los fondos y se genera un autopréstamo. En síntesis, concluye que las dos identidades fundamentales analizadas, la primera es inexistente, y la segunda es inservible.-

      Lo que pasó con la DEA en el período 1976/82: que la estadística del BCRA no coincida con la realidad, no significa que no sirva macroeconómicamente y arroje luz sobre la DEA;  para aclarar ello adjunta dos cuadros: el cuadro 1 que expone en sus diversas columnas año por año la DEA total publica y privada, las RI, las exportaciones y la tasa de interés LIBOR interbancaria de Londres; y un cuadro 2 donde relaciona las distintas variables del cuadro 1 en sus distintas columnas. En una columna relaciona la diferencia entre la deuda externa y la reservas internacionales -como numerador- y las exportaciones -como denominador- para obtener los años de exportación que supuestamente serían necesarios para el pago de la deuda externa. Los valores en esta columna van de 1,3 años en el periodo en estudio, subiendo luego a 3,2 y 4,7 años de exportación para los años 1981/82. En el resto de las columnas de este cuadro se expone la variación porcentual en el período en estudio de la DEA total  pública y privada así como el porcentual de intereses para cada año y el porcentual de plata fresca ingresada al país en cada año.

      El informe, luego de analizar los cuadros aludidos anteriormente, brinda las siguientes conclusiones:

      a) Que la lupa de la investigación debe enfocarse desde el 31 de marzo de 1980, fecha de la liquidación del Banco de Intercambio Regional (BIR) en adelante.

      b) Que el incremento de la DEA mas significativo es entre el 31 de marzo de 1979 y 31 de marzo de 1981, arrojando el crecimiento de la deuda los siguientes montos: desde 1976 a 1982 creció de dólares 8.948 M a dólares 38.730 M, siendo el crecimiento de 1979 a 1980 del 64,1% , y de 1980 a 1981 un 41,2%.

      c) En relación a la cuestión de los intereses y la “plata fresca” ingresada, expresa que se pagaba la tasa LIBOR y algo más, que el adicional que se pagaba fue disminuyendo hasta 1980, elevándose sistemáticamente con posterioridad; que el incremento de la DEA  implicaba un ingreso de fondos frescos, que entre marzo de 1979 y marzo de 1980, el endeudamiento significó básicamente el ingreso de plata fresca, el ingreso de fondos y nueva deuda por pago de intereses se reparte en partes iguales entre marzo de 1980 y marzo de 1981; luego de 1981 el endeudamiento para pago de intereses supera al ingreso de fondos frescos; con posterioridad el pago de intereses superó notoriamente el ingreso de plata fresca, y durante 1982 el crecimiento de la deuda externa total fue inferior a la tasa LIBOR, lo cual sugiere que se produjo un ingreso neto de fondos por dicho concepto, lo cual hace ver que la investigación a los efectos del ingreso neto de fondos debe hacerse con más intensidad en 1979 que en 1980. En resumen, en el período 1979/80 el porcentaje de endeudamiento para el  pago de intereses es del 10,9% y el porcentaje de endeudamiento relacionado con el ingreso de fondos nuevos es del 48%; y en el período 1980/81 el porcentaje de endeudamiento correspondiente al pago de intereses es del 19% y por fondos nuevos es del 18,2% y como ya se expresó de 1981 en adelante no hay ingreso de plata fresca.

      d) En la conclusión b) surge que el mayor incremento de la deuda es de 1979/81, ello es así pues en 1979 hubo un gran endeudamiento del sector privado, y 1980/81 el mayor endeudamiento del sector público compensa la disminución del endeudamiento del sector privado -teniendo en cuenta que en este período aumentan los depósitos y propiedades de los argentinos en el exterior, ello en relación con la definición dada de deuda externa neta-. Resumiendo, en 1980 el endeudamiento del sector público se incrementó en un 44% y el del sector privado en un 93,9%, y en 1981 el endeudamiento del sector público creció un 54% y el del sector privado creció un 26,7%; y la DEA aumentó mas que la deuda externa neta.

      e) Se pregunta el experto como es posible que habiendo “plata fresca” aumente el número de años de exportación para pagar la deuda, y agrega que hubo un deterioro de los precios del intercambio por una caída de los precios en dólares de los productos exportables en especial la carne y los cereales, teniendo en cuenta además que Argentina no participó en el embargo cerealero. Se pregunta además porqué se incrementó la DEA en el período 1976/82, porqué se cuadruplica la misma, y expresa que existen causas endógenas, medidas adoptadas por el gobierno argentino, y causas exógenas, medidas adoptadas por otros gobiernos, unidades económicas internacionales o problemas de la naturaleza, y la cuestión  es si estas últimas pudieron ser previstas. Entre las endógenas menciona el establecimiento de la “tablita cambiaria, la liberación de los movimientos internacionales de capital, el endeudamiento del sector privado con menores costos de financiación; que el incremento del sector privado se produce  entre 1979 a 1980, pero que el incremento del sector público se produce a partir de la muestra de desconfianza del sector privado por si continuaba la política económica del nuevo gobierno a asumir en 1981 y la incomunicación existente entre las autoridades salientes y entrantes en lo económico. Ante ello el sector publico debió defender la política económica y evitar la caída de reservas con mayor endeudamiento. Entre las exógenas menciona el aumento de la tasa de interés LIBOR que pasó del 6% en 1977 al 9% en 1979, al 13% en 1980 y al 16% en 1981. Asimismo la caída de los precios de los productos de exportación luego de 1980 y el embargo cerealero a la URSS de la cual Argentina no participa. En última instancia, el problema del endeudamiento es el problema de la aplicación de “la tablita”. Por otra parte se podría prever el aumento de las tasas de interés, ya que este es paulatino pero firme desde 1978, con picos y reducciones hasta abril de 1980, pero el verdadero aumento de las tasas ocurre cuando Argentina ya esta endeudada en 1981/82 y ya no se podía liquidar el endeudamiento ni tampoco el deterioro de los precios de exportación.

      En conclusión, en el periodo 1976/82 Argentina cuadruplica su DEA pues aplica una política económica que inducía al endeudamiento externo del sector privado, y necesitó defender con endeudamiento externo dicha política en la transición Videla-Viola, todo ello en vísperas de un período de desenvolvimiento de la economía mundial difícil para los países en desarrollo.

siguiente...