23) Avales caídos otorgados por el Tesoro Nacional.

      Todo lo relativo a esta cuestión obraba en la causa 14536, también tramitada en este Tribunal, y dado que su objeto procesal se vinculaba con una de las formas del endeudamiento externo de la Nación, se acumuló a la presente, conteniendo diversos estudios, informes y variada documentación sobre el tema, siendo los principales:

      A) Informe de los peritos S. Forino y A. Tandurella.-

 

      Obra a fs. 5101/5111 y consta de dos anexos.

      1) Los expertos compilaron y analizaron antecedentes en la Contaduría Gral. de la Nación y en la Superintendencia del Tesoro -ambas dependientes de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía-, adjuntaron planillas, y determinaron que con fondos del Tesoro Nacional se cancelaron deudas de varias empresas  privadas, con un detalle por deuda, monto y fecha del incumplimiento que constan en Anexos 1,2 y 3.-

-El monto de avales caídos, ascendía a la fecha del informe (1-8-83) para cada moneda de pago a lo siguiente: dólares de EEUU: 141.670.000; dólares de Canadá 576.000; yens: japoneses: 180.000.000; francos suizos: 414.000; marcos alemanes:  3.566.000; francos franceses: 1.842.000; libras esterlinas:135.000; coronas suecas:  132.000.-

-Comprobaron que ni el Banco de la Nación, ni el BANADE, como entidades financieras que tomaron a su cargo los aspectos operativos iniciaron actuaciones para recuperar las sumas  pagadas por el Estado, ni se acogieron al beneficio de excusión (anexos 5 y 6).-

-A la fecha del informe no se habían iniciado actuaciones judiciales ni extrajudiciales  para el recupero de las sumas a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía (anexos 7a 15).

-Comprobaron que para otorgar los avales se deberían haber realizado los estudios técnicos, económicos y financieros y extremar los recaudos pertinentes, antes del otorgamiento del aval  y que no se consideraron las relaciones técnicas máximas entre crédito y responsabilidad patrimonial del beneficiario.

-Entienden que debería deslindarse la responsabilidad posterior al incumplimiento por el no recupero de las sumas, y también la responsabilidad generada por no haberse previsto los riesgos de incumplimiento.

-Acompañan antecedentes referidos a los avales otorgados a Acindar, Autopistas Urbanas, Covimet, Parques Interama (las tres últimas obtuvieron los avales por intermedio del Banco de la Ciudad de Bs. As.), Papel Prensa, Aluar, Induclor.-

      2) Lo expuesto, generó problemas a los bancos intervinientes, pues significó que el Banco de la Ciudad de Bs. As. y el BANADE quedaran en infracción al régimen de relaciones técnicas del BCRA, por excesivo endeudamiento de las empresas avaladas, ambos bancos oficiales tuvieron que gestionar un tratamiento de excepción ante el BCRA, firmada su aprobación por el Vicepresidente del BCRA, Cristian Zimmermann (anexo 16 a 19 ).-

      3) Para resolver la cuestión en el BCRA, se invocó el artículo 11 de la Carta Orgánica, para el tratamiento de asuntos de excepción, esto es por razones de urgencia, no pudiéndose conocer los fundamentos y motivos  que justificaban el tratamiento urgente y por lo cual no lo trató el Directorio del BCRA.-

      4) De la información remitida por el BCR surge la inexistencia de elementos ilustrativos sobre el otorgamiento y caídas de los avales.-

     

      B) Dictamen de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.

      A fs. 5151/5207, la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas, con relación a las actuaciones del expte. 2320 labrado en dicho organismo, remite dictamen sobre la cuestión de los avales caídos, en base a los antecedentes y documentación, listados y planillas provenientes del BANADE (anexo 1), del Banco de la Ciudad de Bs. As. (anexo 2), del Banco de la Nación Argentina (anexo 3), listados de avales remitidos por la Secretaría de Hacienda y el Decreto N° 8739/72, que regula la mecánica que debe cumplirse para conceder avales a particulares y/o terceros, como así también la acción que debe asumir el Estado Nacional en caso de que no se cumplan las obligaciones por parte de aquellos que con dichos avales fueron beneficiados.-

      El dictamen concluye que el Estado Nacional otorgó avales en forma indiscriminada desde 1976, fecha en que el gobierno nacional, en base a decisiones políticas y/o administrativas, instrumentaron las operaciones cuestionadas. Que a partir de 1982, se transformaron las operaciones del sector privado, en deuda pública, pero sin tener en cuenta los requisitos mínimos para otorgarlos y en algunos casos ni siquiera se exigieron las contragarantías necesarias e indispensables para su cumplimiento, sin registrarse los destinos para los que fueron empleados los fondos, que al otorgarse avales con contragarantías de la Secretaría de Hacienda de la Nación, fueron cancelados por el Tesoro Nacional sin que se hayan efectuado los posteriores reclamos a los favorecidos por los mismos. Que la verificación de los actos y omisiones  revelan el incumplimiento de los deberes de funcionario público, conforme a principios elementales de la actividad propia de aquellos que ocuparon la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaría de Economía.

 

      C) Informe sobre avales otorgados por el Tesoro Nacional al sector privado en el período 1976/1988.-

      El mismo es de fecha 22-11-88, obra a fs. 5267/294, y fue aportado a requerimiento del Tribunal, por la Secretaría de Hacienda de la Nación a partir de un estudio efectuado por la misma; tiene por objeto proporcionar información sobre cada uno de los avales otorgados; el tema tiene implicancias de orden legal, económico y administrativo; el total de avales otorgados llega a dólares 6.800 millones, habiéndose otorgado en el período 1976/83, la suma dólares 6.654 M, y en el período 1984/1988 dólares 146 M.-

      El régimen legal tiene su origen en leyes de promoción industrial, entre las que se destacan las del sector petrolero, papelero y siderúrgico, elaborándose un conjunto de subsidios, desgravaciones y diferimientos impositivos para financiar el aporte de capital privado y garantizar, a los bancos internacionales, la deuda por el financiamiento externo que le otorgan a las empresas privadas mediante la figura del aval. Dado que la titularidad estaba en cabeza del sector privado se logró ocultar el gasto público, recién advertido cuando hubo que abonar los avales  por falta de pago del sector privado. En el caso de Autopistas Urbanas S.A., por caso, el mecanismo permitió eludir la restricción presupuestaria de la ciudad, transfiriendo el cargo de los servicios no pagados por el sector privado a la órbita del Gobierno Nacional.

      En el anexo A del estudio  se abordan algunas cuestiones metodológicas y en el anexo B se efectúa un detalle completo de las operaciones entre 1976 y 1988, se otorgaron 333 avales, con marcada concentración en el período 1976/1981, con una participación del 72 % del total, y el período 1984/88 sólo alcanzó el 2 % del total, en los anexos C, D y E se muestra la evolución del otorgamiento a través de los años. Por grupo de beneficiarios las empresas con apoyo superior a dólares 3.000 millones representan el 45 % del total (anexos F, G y H), del sector celulosa y papel (Alto Paraná, Celulosa Puerto Piray y Papel de Tucumán) recibieron casi 1.500 millones de dólares, sector química y petroquímica u$s 500 millones, astilleros u$s 400 millones, siderúrgica u$s 350 millones, y de menor importancia relativa la industria pesquera y frigorífica.- Casi el 30% de los avales –2.000 millones de dólares- es el referido a los emprendimientos de obras públicas en la Ciudad de Bs. As. en el período 1977/1981, para construir el sistema integrado de autopistas, a cargo de AUSA, que generó el conjunto de avales de mayor magnitud.-

      En el anexo I se expone el detalle de empresas con avales caídos otorgados por el Tesoro Nacional, excluidas las deudas que por AUSA, Covimet y Parques Interama (28 avales por dólares 1.575 millones) tiene la Municipalidad de la Ciudad de Bs. As. con la Nación, surge un crédito de dólares 402 millones, -25 avales- corresponden al período 1976/83 y el grupo más importante con  36 % del total corresponde a Puerto Piray, con alrededor de dólares 140 millones.-

      En el anexo B se detallan 333 avales por un monto de 6.816 millones de dólares, de los cuales 6.670 millones (306 avales) corresponden al período 1976/83 y de este monto 2.938 millones (43 % y 119 avales) corresponden a empresas privadas y 1.960 millones (29 % y 30 avales) a la Municipalidad de la Ciudad de Bs. As.-

siguiente...