encabezado encabezado Bandera Argentina.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO





Fuente: www.cai.org.ar

El presente informe procura reseñar una iniciativa, sustentada en el Derecho Internacional Público --propiciada por el Parlamento Latinoamericano, diversos foros políticos internacionales y medios académicos--, tendiente a que la Asamblea General de las Naciones Unidas pida una opinión consultiva a la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre los aspectos jurídicos de la DEUDA EXTERNA

1. SITUACIÓN

Si se toma en cuenta el espacio exiguo que hasta hace poco los medios de comunicación daban al tema de la deuda externa y el tono optimista y despreocupado de los despachos informativos, se podría inferir que el problema estaba en vías de desaparecer y que había dejado de ser un drama socioeconómico. Los distintos acuerdos de escalonamiento y fijación de pagos, que varios países suscribieron con la banca acreedora a comienzos de la década del 90 (caso del Plan Brady), reforzaron esa generalizada sensación de alivio. Inclusive en algún foro académico la propuesta de continuar los estudios jurídicos sobre el asunto fue calificada de anacrónica.

Esa tesitura optimista, sin embargo, no fue compartida por todos. Basta leer el discurso papal del 1o. de enero de 1993, con motivo del Día Mundial de la Paz, S.S. Juan Pablo II dijo:

"Quisiera recordar aquí brevemente algunos problemas particularmente inquietantes, que afectan a los pobres y, como consecuencia, amenazan la paz."

"Ante todo, el problema de la deuda externa que, para algunos países y en ellos para los sectores sociales menos pudientes, sigue siendo un peso insoportable, a pesar de los esfuerzos realizados por la comunidad internacional, los gobiernos y las instituciones económicas para reducirlo. ¿No son quizás los sectores más pobres de dichos países los que tienen que sostener frecuentemente la carga mayor de la devolución? Semejante situación de injusticia puede abrir el camino a crecientes rencores, a sentimientos de frustración y hasta de desesperación. En muchos casos los mismos gobiernos comparten el malestar generalizado de sus pueblos y esto repercute en las relaciones con los demás Estados. Ha llegado quizás el momento de examinar nuevamente el problema de la deuda externa, dándole la debida prioridad. Las condiciones de devolución total o parcial deben ser revisadas, buscando soluciones definitivas que permitan afrontar plenamente las graves consecuencias sociales de los programas de ajuste. Además, es necesario actuar sobre las causas del endeudamiento, condicionando las concesiones de las ayudas a que los gobiernos asuman el compromiso concreto de reducir gastos excesivos o inútiles --se piensa particularmente en los gastos para armamentos-- y garantizar que las subvenciones lleguen efectivamente a las poblaciones necesitadas".

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


2. MONTO

Según el informe del "World Bank Global Development Finance 1998" a mediados de la década del 70 la deuda externa de América Latina ascendía a unos 60 mil millones de dólares. En 1980 el Federal Reserve Bank dispuso sucesivos aumentos de las tasas de interés, que saltaron del 6 al 22%. Los acreedores, unilateralmente, aplicaron esas tasas a los contratos de crédito y activaron el detonante: la deuda se elevó a 204 mil millones a fines de ese mismo año; aumentó a 443 mil millones en 1990 y se calculaba que llegaría a 706 mil millones de dólares en 1999.

El total de la deuda externa del conjunto de los países del Tercer Mundo hoy se estima en más de 2 billones de dólares.

“La deuda externa tiene como resultado una transferencia neta de recursos del sur hacia el norte: en 1998 los 41 países pobres más endeudados (PPME) transfirieron al norte 1.680 millones de dólares más de los que recibieron y en el mismo año el conjunto de los países del Tercer Mundo realizaron una transferencia neta de recursos al norte de 114.600 millones de dólares” (*)
Solamente por el concepto de servicio de su deuda externa, entre 1982 y 1996, la región latinoamericana pagó 739 mil millones de dólares, es decir, una cifra superior a la de la deuda total acumulada.

Como dato ilustrativo, en 1986, América Latina tuvo un saldo favorable en su intercambio comercial de 37.600 millones de dólares. En ese mismo año, en concepto de intereses, pagó 37.200 millones de dólares a la banca acreedora. De modo que, para su desarrollo, toda América Latina dispuso en aquel año de únicamente 400 millones de dólares.

A mediados de 1995, más de la mitad del valor de las exportaciones de América Latina se estaba destinando al pago de la deuda externa. El periódico británico “Financial Times” señalaba que el déficit de cuenta corriente de América Latina en 1998 iba a ser de 71.800 millones de dólares y en 1999 de 75.600 millones de dólares.

En términos reales, en concepto de intereses y servicios, buena parte de la deuda –si no el total—ha sido efectivamente saldada, como puede comprobarse con los datos que figuran en el cuadro estadístico siguiente y cuya fuente es la CEPAL [Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe, Ediciones de 1992 (págs. 430 y 431) y de 1994 (págs. 438, 439, 504 y 505)]:

__________________________________________________________________________________________________
(*) TOUSSAINT, Eric, junio 2001, págs. 211-212, citado por TEITELBAUM, Alejandro, “La Deuda Externa”, Octubre 2001.
___________________________________________________________________________________________________

AMÉRICA LATINA: movimientos de capital e intereses pagados, en el sector oficial y en bancos comerciales, 1980 a 1990
(total acumulado en millones de dólares) (Comprende a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala,
Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela)

I. Préstamos recibidos

        I. Préstamos recibidos Sector oficial
Préstamos recibidos   309.177,4  
Amortizaciones     -174.991,9
Préstamos netos de amortizaciones 134.185,5    
Bancos comerciales      
Préstamos recibidos   74.687,2  
Amortizaciones     -58.755,3
Préstamos netos de amortizaciones 15.931,9    
Total, de préstamos netos de amortizaciones 150.117,4    

II. Intereses pagados     - 418.622.0
(Se refiere al total de intereses pagados y no se discrimina entre el sector Oficial y el comercial. Incluye también intereses de préstamos anteriores a 1980.)

III. Monto de la deuda externa global reclamada:
1980
1990
1994
228.236
441.486
553.765
Con posterioridad, las cifras son las siguientes:
1996
1998
1999
646.048
746.020
749.310


AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: DEUDA EXTERNA DESEMBOLSADA a


(En millones de dólares)


  1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 b/
 
América Latina y el Caribe 458.777 478.798 528.683 565.145 620.329 646.048 668.150 746.020 759.085 750.855
Argentina 61.334 62.766 72.509 85.656 98.547 109.756 124.315 139.738 144.567 147.000
Bolivia c 3.628 3.785 3.763 4.216 4.523 4.366 4.482 4.656 4.574 4.400
Bolivia d 123.910 135.946 145.726 148.295 159.256 179.934 199.998 241.644 241.468 235.000
Chile 17.319 18.965 19.665 21.968 21.736 22.979 26.701 31.691 34.167 36.000
Colombia 17.335 17.278 18.888 21.840 24.912 29.512 32.018 33.896 35.972 36.000
Costa Rica 3.992 4.055 4.011 3.818 3.889 3.376 3.290 3.537 3.700 4.000
Cuba --- --- 8.785 9.083 10.504 10.465 10.146 11.200 11.040 11.100
Ecuador 12.802 12.795 13.631 14.589 13.934 14.586 15.099 16.400 16.282 14.255
El Salvador c 2.200 2.343 1.976 2.056 2.168 2.517 2.679 2.640 2.810 2.750
Guatemala 2.614 2.520 2.323 2.644 2.936 3.033 3.210 3.488 3.945 3.900
Guyana 1.873 2.054 2.062 2.004 2.058 1.537 1.514 1.550 1.196 1.250
Haití c 809 873 866 875 898 914 1.025 1.104 1.165 1.200
Honduras 3.441 3.538 3.850 4.040 4.243 4.121 4.073 4.408 4.728 4.000
Jamaica 3.874 3.678 3.687 3.652 3.452 3.232 3.278 3.300 3.050 3.200
México d 116.552 117.534 131.717 142.199 169.699 163.499 152.976 161.213 167.500 163.200
Nicaragua c 10.313 10.792 11.987 11.695 10.248 6.094 6.001 6.287 6.499 6.650
Panamá c 3.699 3.548 3.494 3.663 3.715 5.018 5.051 5.350 5.412 5.550
Paraguay 1.637 1.249 1.218 1.240 1.405 1.398 1.444 1.507 2.108 2.200
Perú 25.444 26.612 27.447 30.191 33.378 33.805 28.635 30.014 27.966 27.600
República Dominicana 4.614 4.413 4.562 3.946 3.999 3.807 3.509 3.509 3.536 3.700
Trinidad y Tobago 2.438 2.215 2.102 2.064 1.905 1.876 1.527 1.407 1.511 1.550
Uruguay c 2.949 3.392 3.578 4.426 4.426 4.682 4.753 5.275 5.180 5.550
Venezuela 36.000 38.447 40.836 41.160 38.498 35.541 32.426 30.689 30.619 30.800

Fuente: CEPAL, sobre la base de cifras oficiales. Los datos no coinciden con los del FMI y el BM debido a la diferente cobertura y metodología.
a - Incluye la deuda con el FMI.
b - Cifras preliminares.
c - Deuda externa pública.
d - La deuda pública excluye la inversión en valores gubernamentales por parte de los no residentes.


América Latina y el Caribe: Flujos de la deuda externa

(en miles de millones de dólares)
  1970 1980 1990 1998 1999 2000a
Total de flujjos de la deuda.
Desembolsos 6,5 44,8 34,1 145,1 130,1 114,2
Deuda de largo plazo 6,4 44,4 29,3 140,1 122,1 110,7
Pública y con garantía pública. 3,6 31,4 24,6 61,1 53,7 55,9
Privada no garantizada 2,8 13 4,7 5 7,7 3,5
Compras del FMI 0,1 0,4 4,8 5 7,7 3,5
Repagos del pincipal 3,7 21,7 22,8 77,1 111,7 111,7
Deuda de largo plazo 3,4 21,2 19,1 74,5 103 97,4
Pública y con garantía pública 1,7 14,2 16,9 37,8 43,8 50,3
Privada no garantizada 1,8 7 2,2 36,7 59,2 47,2
Rcompras del FMI 0,3 0,5 3,7 2,5 8,7 14,2
Flujos netos de la deuda 7,6 46,1 20,5 52,9 11,4 8,6
De los cuales deuda de corto plazo --- 23 9,1 -15,2 -7 6,1
Pago de intereses --- 24,6 22,8 44,5 50,6 55,5
Deuda de largo Plazo 1,4 17,6 18,8 36,6 42,8 46,8
Transferecias netas sobre la deuda --- 21,5 -2,3 8,4 -39,3 -46,9
Total de servicios de la deuda --- 46,3 45,6 121,6 162,3 167,3
Fuente: The World Bank, Global Development Finance 2001, Washington D.C., 2001
Las cifras no coinciden con las del cuadro anterior debido a la diferente metodología y cobertura.
a/ los flujos netos de la deuda pueden no coincidir con la diferencia entre reembolsos y repagos, debido a cambios en las cotizaciones de las monedas en las que están denominadas las deudas.


LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


3. CONSECUENCIAS

Hay una vasta bibliografía sobre las trágicas consecuencias de la deuda externa que aparecen resumidas certeramente por los profesores Bonilla y Ortiz Ahlf (12):

"La Deuda Externa, como ampliamente se ha reconocido, está destruyendo todo: la posibilidad de desarrollo de países subdesarrollados, la producción interna, el nivel de vida de las poblaciones, el empleo, los presupuestos nacionales se restringen cada vez más y se limitan en ocasiones a los gastos que ocasionan la deuda. Se destruyen los sistemas de educación y salud, las ciudades se deterioran y la miseria golpea, hasta la misma naturaleza entra en sistema progresivo de destrucción. El pago de la deuda no permite el cuidado de nada, ni de la vida humana ni de las condiciones de vida de la naturaleza".

En el Presupuesto de uno de los países grandes de América Latina, que asigna unos 25 millones de dólares diarios al pago de la deuda externa, se han suprimido los subsidios a los niños parapléjicos, en aplicación de “ajustes”, que siempre se dice serán los últimos y que son cada vez más antisociales y regresivos.


LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


4. LA PROPUESTA DE APLICAR EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO PARA LLEVAR LA CUESTION DE LA DEUDA EXTERNA A LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA MEDIANTE EL PROCEDIMIENTO CONSULTIVO

Se hizo necesario profundizar la visión jurídica del problema para buscar, en el Derecho, aportes hacia una solución justa y equitativa que permitiera retomar la vía del progreso y del bienestar de los pueblos de los países deudores en un contexto económico internacional más racional.

En consonancia con esa visión y ante el agravamiento de la situación, los Parlamentos Latinoamericano y Europeo, en la XII Conferencia Interparlamentaria Unión Europea-América Latina, realizada en Bruselas entre los días 19 y 21 de junio de 1995, sobre la base de un proyecto presentado por el profesor André Franco Montoro, adoptaron la siguiente resolución:

" . . .

27. Reafirma la resolución de la XI Conferencia Interparlamentaria CE/América Latina (Acta Final, apartado 26), relativa a los problemas generados por la deuda externa latinoamericana. Igualmente y basándose en el análisis del origen de ésta, introducido ya por el dictamen aprobado por el Comité Económico y Social de la Comunidad Europea en 1985 (Doc. CES 931/85 CAL/DM, apartado 7), en el enfoque del Parlamento Latinoamericano (11) y en el análisis jurídico de diversas entidades académicas y científicas, pide a los Estados miembros de los dos Parlamentos que tomen las iniciativas oportunas, buscando el apoyo de otros países del mundo, a fin de que la Asamblea General de las Naciones Unidas solicite a la Corte Internacional de Justicia de La Haya un dictamen consultivo que permita afrontar el problema de la deuda externa conforme a los principios generales del derecho internacional contemporáneo (estatuto de la Corte, Art. 38 c.)".

La declaración transcripta recoge y reafirma la tesis formulada en 1984 por el doctor Miguel Ángel Espeche Gil, que fue adoptada en el XV Congreso del Instituto Hispano-Luso-Americano de Derecho Internacional (IHLADI), que tuvo lugar en Santo Domingo, en marzo de 1989 [(4) págs. 403 a 413 y págs. 459 y 460]. En esa ponencia se sostiene que el Derecho Internacional Público debe encaminar el tratamiento del problema de la deuda externa mediante el procedimiento consultivo ante la Corte Internacional de Justicia.

La pertinencia del tratamiento del problema de la deuda externa en el marco del Derecho Internacional Público ha sido materia de numerosos trabajos, foros y seminarios y ha inspirado declaraciones, como la transcripta anteriormente, y proyectos legislativos en varios países recomendando, a los gobiernos respectivos, la presentación de la propuesta en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

S.S. el Papa, en su catequesis relativa al espíritu del Jubileo del año 2000, volvió a reclamar una mayor justicia entre acreedores y deudores. En noviembre de 1999, dijo:

“El problema es complejo y no tiene una solución fácil. Ahora bien, tiene que quedar en claro que no sólo es de carácter económico, sino que afecta los principios éticos fundamentales y tiene que encontrar espacio en el derecho internacional, para ser afrontado y resuelto adecuadamente según perspectivas a medio y largo plazo. Es necesario aplicar una ética de la supervivencia que regule las relaciones entre acreedores y deudores, de manera que el deudor en dificultades no se vea presionado por un peso insoportable. Se trata de evitar especulaciones abusivas, de concertar soluciones a través de las cuales quienes prestan se vean garantizados y quienes reciben se sientan comprometidos en reformas globales concretas en el aspecto político, burocrático, financiero y social de sus países…

“Hoy, en el contexto de la economía globalizada, el problema de la deuda internacional se hace todavía más espinoso, pero la misma globalización exige que se recorra el camino de la solidaridad si no queremos afrontar una catástrofe general”.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


5. NÚCLEO DE LA TESIS


¿En qué se apoya la afirmación de que los aumentos de las tasas de interés, decididos por el “Federal Reserve Bank” en 1980, subiéndolas del 6 al 22% en pocos meses y aplicadas unilateralmente por los acreedores, son acciones ilícitas para el Derecho Internacional Público? En que contravienen normas convencionales y consuetudinarias de derecho internacional y principios generales de derecho interno, positivo y vigente.

En un artículo publicado en Chasqui (1988), Alfredo Eric Calcagno plantea:

“Que los intereses cobrados fueron exorbitantes. Por ejemplo, en el caso de Argentina, que pagó intereses análogos a los demás países latinoamericanos, si se hubiera aplicado la tasa de interés histórica (estimando como tal la inflación de Estados Unidos más el 1%), y se hubiera considerado como amortización de capital al cobro con tasa de interés razonable, a principios de 1989 el total de la deuda externa sería de 3.400 millones de dólares, en lugar de 56.800 millones”. (*)



(*) Citado por Felipe Fossati en “Deuda Externa de Latinoamérica”, pág. 6.

El art. 38.1, inciso c. del Estatuto de la C.I.J., que es parte constitutiva de la Carta de las Naciones Unidas reconoce que dichos principios generales del Derecho son válidos también en la órbita del derecho de gentes. Son los que reprimen la usura y el abuso de derecho tanto como los que constituyen la excesiva onerosidad sobreviniente de las prestaciones, la teoría del riesgo, la necesaria equivalencia de las prestaciones, el enriquecimiento ilícito, la buena fe objetiva, la finalidad objetiva del contrato, la lesión enorme, la equidad, la teoría de la imprevisión, la corresponsabilidad de los acreedores, el favor debitoris, la inviolabilidad de los derechos humanos, en particular del derecho a la vida, etcétera. [(5), (8), (10)].

Los aumentos arbitrarios de las tasas de interés – aplicados a los contratos de crédito unilateralmente por los acreedores - también infringen normas consuetudinarias de derecho internacional general como la rebus sic stantibus (cambio fundamental de las circunstancias) a la que se refiere el artículo 62 de la Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados, de 1969.

El mencionado artículo 38 inciso c., que es el que reconoce el valor de fuente de derecho internacional que tienen los principios generales de derecho, dice así:

"1. La Corte, cuya función es decidir conforme al derecho internacional las cuestiones que le sean sometidas, deberá aplicar:

a. las convenciones internacionales...
b. la costumbre internacional...
c. los principios generales de derecho reconocidos por las naciones civilizadas;”.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


6. NORMAS PROCESALES APLICABLES

Artículo 96 de la Carta de la ONU:

"1. La Asamblea General o el Consejo de Seguridad podrá solicitar de la Corte Internacional de Justicia que emita una opinión consultiva sobre cualquier cuestión jurídica.”

Artículo 65 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia:

“1. La Corte podrá emitir opiniones consultivas respecto de cualquier cuestión jurídica, a solicitud de cualquier organismo autorizado para ello por la Carta de las Naciones Unidas, o de acuerdo con las disposiciones de la misma.

2. Las cuestiones sobre las cuales se solicite opinión consultiva serán expuestas a la Corte mediante solicitud escrita, en que se formule en términos precisos la cuestión respecto de la cual se haga la consulta.
Con dicha solicitud se acompañarán todos los documentos que puedan arrojar luz sobre la cuestión."
Artículo 68 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia:

"En el ejercicio de sus funciones consultivas, la Corte se guiará además por las disposiciones de este Estatuto que rijan en materia contenciosa, en la medida en que la propia Corte las considere aplicables."

Recuérdese asimismo que no sólo la Asamblea General de las Naciones Unidas tiene la facultad de pedir opiniones consultivas a la Corte de La Haya; la Organización Internacional del Trabajo (OIT) también está habilitada para hacerlo y eso es lo que está procurando encaminar la CLAT (Central Latinoamericana de Trabajadores) a través de la resolución que reiteró en su reunión de mayo de 2000 en San Antonio de los Altos, Venezuela.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


7. LAS CUESTIONES O PREGUNTAS DEL PEDIDO DE OPINIÓN CONSULTIVA

En el Seminario Roma-Ciudad del Vaticano de marzo de 1992 (10) se formó una Comisión, que se reunió en julio del mismo año. Dicha Comisión, tomando en cuenta los citados estudios y trabajos del IHLADI y del CEISAL, redactó un proyecto de "cuestiones" a ser formuladas por la Asamblea General a la Corte Internacional de Justicia en un eventual pedido de opinión consultiva. De dicha redacción participaron catedráticos de derecho internacional, civilistas, procesalistas y economistas de universidades italianas, españolas e iberoamericanas.
La Comisión tomó como base la tesis original [(4), pág. 412], que contenía un proyecto con cinco preguntas ("cuestiones”, Art. 65, 2. del Estatuto de la C.I.J.) y el informe preliminar del relator.
Entre otras recomendaciones, se tuvieron en cuenta las expresadas por dos ex presidentes del Tribunal de La Haya: los doctores Eduardo Jiménez de Aréchaga y José María Ruda [(10) págs. 159 a 164]. Este último aconsejó que el pedido de opinión consultiva se efectuara con carácter "urgente y prioritario".
La Comisión decantó el análisis de la deuda externa resumiendo en dos preguntas (cuestiones), a ser formuladas a la Corte de la Haya, toda la temática jurídica del problema; se la conoce ya como "fórmula de Roma” y es la siguiente:

" La Asamblea General de la ONU pide a la Corte Internacional de Justicia una opinión consultiva sobre:

1. ¿Cuál es el marco jurídico de derecho internacional en el cual se sitúan las obligaciones que resultan de la deuda externa y su cumplimiento?
2. En particular, ¿qué consecuencias produce sobre dichas obligaciones el aumento imprevisto en términos reales de los capitales y de los intereses? ".


Estas preguntas o "cuestiones" podrán ser o no adoptadas por la Asamblea General u otro órgano de las Naciones Unidas habilitado para iniciar el proceso consultivo. Podrán ser reformuladas o ampliadas, pero teniendo en cuenta la jurisprudencia consultiva del Tribunal, buscando abarcar la totalidad de la temática jurídica de la deuda y, al mismo tiempo, facilitar el marco normativo de la eventual respuesta de la Corte que atienda el justo reclamo de los deudores.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


8. VALOR VINCULANTE DE LAS OPINIONES CONSULTIVAS DE LA C.I.J.

Las opiniones consultivas de la C.I.J., si bien no son sentencias, tienen, en principio, valor vinculante para los organismos del sistema de las Naciones Unidas, entre los cuales se encuentran el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Se comprende entonces la importancia de una opinión consultiva para el manejo del problema por parte de los organismos financieros mundiales que deberían tener en cuenta las pautas jurídicas que eventualmente fije el tribunal mundial en aquel dictamen.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


9. LAS CUATRO VERTIENTES DE ILEGITIMIDAD DE LA DEUDA EXTERNA

Las causales de ilegitimidad de la deuda externa son:
· La primera es la del origen de las deudas, ya que en muchos casos fueron contraídas con fraude y falsedad instrumental de los contratos. En estos casos corresponde la aplicación de las respectivas legislaciones civiles y penales nacionales, para que, probándose los vicios legales en la contratación, se obtenga la nulidad de los contratos.
En esta vertiente debe considerarse el cuestionamiento efectuado en varios países sobre la nacionalización arbitraria de deudas privadas que pasaron a ser públicas, medidas que han sido calificadas de ilegales y hasta de delictivas. Aquí también cabe el ejercicio de las respectivas jurisdicciones nacionales.
· La segunda es la ya expuesta desde la óptica del Derecho Internacional Público: el usurario aumento unilateral e ilimitado de las tasas de interés iniciado en 1980 por el “Federal Reserve Bank”, alza que actuó como detonante con efecto en cadena al aplicarse a todas las deudas externas, legítimas o ilegítimas.
· La tercera es la proveniente de los acuerdos del Plan Brady. Los gobiernos de los países deudores fueron compelidos a renegociar las deudas con el implícito reconocimiento forzado de las deudas ilegítimas, con los niveles de anatocismo al que había llegado su monto en el momento de la firma de esos convenios. Esto viola las normas de derecho común que rigen el reconocimiento de obligaciones, sancionadas precisamente para evitar la usura encubierta.
· La cuarta se da en los casos de los países en los que sus negociadores gubernamentales --quienes acordaron en nombre de sus respectivos gobiernos los términos de los Planes Brady-- renunciaron poco después a sus cargos oficiales y de inmediato pasaron a desempeñarse como directivos, precisamente, de las entidades financieras beneficiadas por esos acuerdos. En estos casos también corresponde la aplicación de los códigos penales respectivos que reprimen la violación de deberes de los funcionarios públicos y el cohecho.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


10. RESPONSABILIDAD DE LOS ESTADOS EN LA ILICITUD DE LA DEUDA EXTERNA

Con respecto a la responsabilidad de los Estados en la génesis del alza de las tasas de interés y sus consecuencias, cabe destacar la obra de los profesores Moyano Bonilla y Ortiz Ahlf: "La Deuda Externa y la Responsabilidad Internacional del Estado" (12), México, 1994.

En lo que hace a otras normas internacionales de carácter convencional de aplicación pertinente se señala que, en múltiples instrumentos y declaraciones oficiales, los países acreedores se comprometieron a favorecer y promover el desarrollo de los países latinoamericanos. Se puede mencionar los siguientes documentos: la Alianza para el Progreso, la Carta de los Derechos y Deberes Económicos de los Estados, la Carta de Alta Gracia y otros instrumentos de organismos económicos de las Naciones Unidas que enuncian obligaciones en aquel sentido. De allí surge también el deber jurídico que tienen los Estados de los países acreedores de no impedir las posibilidades de progreso de los de América Latina.

Del mismo modo, los aspectos vinculados al incumplimiento del deber de cooperación internacional, establecido en los artículos 1, 3, 55 y 56 de la Carta de las Naciones Unidas, se hallan en el origen de este grave problema mundial.

El cobro de intereses arbitrarios conspira contra el desarrollo y el progreso de los países deudores.
El alza abusiva de las tasas, decidida por los bancos centrales, que son entes estatales de los países desarrollados, ha sido el detonante del proceso de regresión de América Latina en los últimos lustros.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


11. LA ILICITUD DE LA DEUDA EXTERNA EN EL DERECHO ANGLOSAJÓN

Si bien en algunos estudios del CEISAL también se alegaba la infracción de principios del "common law", no se contaba con un trabajo específico basado en ese sistema legal predominante en los países anglosajones, que son los principales acreedores. Para configurar la nota definitoria de generalidad de los principios vulnerados, se hacía necesario completar la alegación de ilicitud con los parámetros de los sistemas jurídicos del “common law”. Una contribución importante en ese sentido es la obra "La autonomía de la voluntad en la contratación internacional", de la doctora Cecilia Fresnedo de Aguirre, Montevideo, 1991 (7); contiene valiosos elementos para calificar --con criterios de derecho anglosajón—los aumentos cuestionados de las tasas de interés.

Resulta entonces que aplicar ese tipo de aumentos abusivos es una conducta prohibida en una u otra forma (civil y penal) en los distintos sistemas jurídicos tanto de los países deudores como de los acreedores (ni qué decir en el Derecho Canónico [(5) págs. 261 a 289] y en el Derecho Islámico).

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


12. DEUDA EXTERNA Y DERECHOS HUMANOS

Cabe destacar también que se han efectuado propuestas de iniciar acciones en los foros internacionales de Derechos Humanos sobre la base de la incidencia de la Deuda Externa en la vulneración de esos derechos.
Más de 30 países integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas presentaron un proyecto de resolución que fue adoptado el 17 de abril de 1998 referente a las:

"Consecuencias de las políticas de ajuste económico originadas por la deuda externa en el goce efectivo de los derechos humanos y, especialmente, en la aplicación de la Declaración sobre el derecho al desarrollo. Resolución de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, 1999/22”.

El punto octavo de esa resolución

“Pide al Relator Especial sobre las consecuencias de la deuda externa para el goce efectivo de los derechos económicos, sociales y culturales, que todos los años presente un informe analítico a la Comisión sobre la aplicación de la presente Resolución, prestando particular atención a:

a) Las consecuencias negativas de la deuda externa en el goce efectivo de los derechos económicos, sociales y culturales en los países en desarrollo y las políticas adoptadas para hacerles frente;
b) Las medidas adoptadas por los gobiernos, el sector privado y las instituciones financieras internacionales para aliviar esas consecuencias en los países en desarrollo, especialmente los más pobres y los países fuertemente endeudados”.


Recientemente se han publicado trabajos sobre la relación de causalidad existente entre la Deuda Externa y el desempleo en América Latina.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


13. EL CEISAL AMPLÍA LA FUNDAMENTACIÓN DE UN PEDIDO DE OPINIÓN CONSULTIVA

La lucha por llevar la cuestión de la deuda externa a la Corte de la Haya por medio de una solicitud de opinión consultiva, a ser presentada por la Asamblea General u otro organismo de las Naciones Unidas habilitado para ello, ha sido asumida como tarea primordial por el Grupo de Trabajo de Jurisprudencia del Consejo Europeo de Investigaciones Sociales sobre América Latina (GTJ-CEISAL). Esta institución académica ha convocado a sucesivas reuniones de trabajo para ampliar y profundizar los argumentos en torno a la ilicitud atribuida a la suba unilateral e ilimitada de las tasas de interés de la deuda externa, a partir del Seminario efectuado en Brasilia en agosto de 1990 (5), en el que adoptó la propuesta. El CEISAL es una organización no gubernamental, reconocida por la UNESCO, con sede en Viena, que agrupa profesores de universidades europeas dedicados a la problemática de América Latina.

1991 - Octubre - Foro Científico Internacional de Viena.
1992 - Marzo: Seminario de Roma, Universidad Lateranese. Roma, 16 de julio: Reunión de la Comisión Redactora.
1995 - Roma-Sant’Agata dei Goti, 25-27 de mayo: Seminario” Deuda Externa – Principios Generales de Derecho - Corte Internacional de Justicia”.
1996 - VI Coloquio América Latina-Europa sobre la Deuda Externa, Problemas Jurídicos y Políticos, Madrid, 24 y 25 de junio.
- 1-2 de agosto. Seminario Derecho a la Vida y Deuda Externa” en homenaje a San Alfonso María de Ligorio, Sant'Agata dei Goti.
1999 - VII Jornadas de Estudio “Augusto Teixeira de Freitas”, “Deuda Externa y Derechos Humanos”, Roma, 20-21 de diciembre.
2001 - Brasil, San Pablo, 24 y 25 de mayo. VII Coloquio América Latina-Europa sobre Deuda Externa y Corte Internacional de Justicia. Allí se aprobó la “Carta de San Pablo”.

- Moscú, 25-29 de junio. Simposio sobre deuda externa y defensa del deudor.
- Acta de Moscú
- Roma, 26 al 30 de noviembre. Curso sobre la Deuda Externa.
En esas reuniones se ha procurado completar los fundamentos de la ponencia original basada en el derecho de gentes, con aportes de distintas disciplinas: derecho civil, comercial, procesal, internacional privado, económico-financiero, monetario, etcétera. El GTJ-CEISAL y, en particular, su rama italiana, la ASSLA (Associazione di Studi Sociali Latino Americani) viene actualizando una descripción, de fondo y de forma, de los aspectos morales, políticos, económicos y sociales involucrados en las consecuencias del alza de las tasas de interés y otros elementos que componen el cuadro general de la deuda externa.

Se ha conformado, así, una base doctrinaria, sustantiva y procesal, con sólida entidad probatoria, para concretar eficazmente la propuesta de llevar los aspectos jurídicos de la deuda externa a la Corte Internacional de Justicia.
El GTJ-CEISAL ha trazado tres líneas de acción:

1. Trabajo parlamentario e interparlamentario. Se trata de: obtener de los parlamentos nacionales resoluciones similares a la del artículo 7 de la ley italiana No. 209 del 25 de julio de 2000.
2. Trabajo sindical, a desarrollarse en los sindicatos tanto de trabajadores como de empresarios, para que la OIT pida la opinión consultiva a la Corte Internacional de La Haya. Esa línea de trabajo está propuesta también por el Consejo Nacional de la Economía y del Trabajo (CNEL) (“Consiglio Nazionale dell’Economia e del Laboro”, órgano constitucional de la República Italiana).
3. Trabajo en defensa de los derechos humanos. Según la línea indicada en las deliberaciones de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. “Con esta línea parece necesario también solicitar la intervención de los poderes judiciales (nacionales y supranacionales) y de los “defensores del pueblo” (o “Comisarios para los derechos humanos”).”.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


14. INICIATIVAS LEGISLATIVAS

1995 Declaración de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados del Brasil, proyecto del Diputado André Franco Montoro.
1996 La Cámara de Diputados de la República Italiana aprobó, con solamente dos votos en contra, la moción del Diputado Cherchi y otros legisladores, por la que se exhorta al gobierno a dar los pasos necesarios para que se incorpore a la agenda de la Asamblea General de las Naciones Unidas la propuesta de solicitar una opinión consultiva a la C.I.J. para fijar el perfil jurídico de la deuda internacional.
Declaración del Parlamento Venezolano a favor del procedimiento consultivo ante la C.I.J. para el tratamiento jurídico de la deuda externa.
1999 En la República Argentina, el Diputado Alfredo Allende presentó, sobre la base de una resolución de 1996, aprobada entonces por unanimidad por la Cámara de Diputados, el siguiente proyecto de ley:
“Art. 1º.- La Misión Permanente de la República ante las Naciones Unidas promoverá en la Asamblea General de las Naciones Unidas –por sí o apoyando iniciativas coincidentes de otros Estados miembros- un proyecto de resolución por el que se pedirá a la Corte Internacional de Justicia de La Haya una opinión consultiva sobre los aspectos jurídico-institucionales de la Deuda Externa (Art. 96 de la Carta de la O.N.U., y Arts. 38, 65 y 68 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia), en consonancia con la exhortación de la XII Conferencia Interparlamentaria Unión Europea-América Latina de Bruselas, junio de 1995 (Resolución Nº 27)”.
2000 El 25 de julio en Italia se sanciona la ley N° 209, sobre “Medidas para la reducción de la deuda externa de los países de más bajos recursos y de los mayormente endeudados”. El artículo 7º, “REGLAS INTERNACIONALES DE LA DEUDA EXTERNA, dispone
1. El gobierno, en el ámbito de las instituciones internacionales competentes propondrá la actuación de los procedimientos necesarios para el pedido de aprobación de la Corte Internacional de Justicia sobre la coherencia entre las reglas internacionales que ajustan la deuda externa de los Países en vía de desarrollo y el cuadro de los principios generales del derecho y de los derechos de los hombres y de los pueblos.”
Se trata del acontecimiento de carácter político legislativo de mayor trascendencia potencial para el progreso de la iniciativa. Es significativo que esta ley se sancione en el Parlamento de una de las potencias económicas mundiales y no en el de alguno de los países endeudados.
2001 Buenos Aires, 27 de Julio – Proyecto para la investigación internacional de la Deuda Externa Argentina del Senador Daniel Baum.
Desde 1989 centenares de cámaras legislativas provinciales y concejos deliberantes municipales de toda América Latina vienen votando declaraciones en favor de la propuesta.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


15. LA ACCIÓN DE LA C.L.A.T. – C.T.M.

La Central Latinoamericana de Trabajadores y la Central Mundial de Trabajadores realizan una acción digna de encomio en todos los foros en los que participan, postulando la concreción de la iniciativa consultiva ante la Corte de La Haya. Lo vienen haciendo insistentemente desde 1989. Dichas agrupaciones advirtieron, desde su aparición, que el problema de la deuda externa afectaría gravemente la situación de los trabajadores y han sido consecuentes en su lucha para obtener que se lo encare jurídicamente.
La CLAT y la Universidad de los Trabajadores de América Latina (UTAL) convocaron a la Conferencia Internacional de la Deuda Externa, que se realizó en San Antonio de los Altos, Venezuela, los días 10 a 12 de mayo de 2000. La reunión fue patrocinada por el CELAM, el Parlatino, Coalición Jubileo 2000, Solidaridad Mundial (WSM) y Comunidad Autónoma de Madrid y emitió la “Declaración de Venezuela” en la que, entre otras medidas, se constituyó el “Frente Social Latinoamericano para la Deuda Externa”, destinado a la más amplia divulgación y concientización de los trabajadores sobre el tema y a desarrollar un dinámico plan de acción contra el actual sistema del pago de la deuda.
El delegado de la CLAT en la reunión de los partidos social demócratas en París, en setiembre de 2001, obtuvo la adhesión de esa agrupación internacional para la propuesta de la opinión consultiva.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


16. TRATAMIENTO DEL TEMA EN OTROS FOROS

1995 - Caracas, 10-12 de julio. Encuentro internacional por una estrategia común, “La Deuda Externa y el Fin del Milenio", con el auspicio del Congreso de la República de Venezuela y del Parlamento Latinoamericano.
- Caracas, 16-17 de agosto. Seminario “El Fin del Milenio y la Deuda Externa”, organizado por el grupo venezolano del Parlamento Latinoamericano.
- 29 de setiembre,” Declaración de Sant’Agata dei Goti sobre la Usura y la Deuda Externa", formulada por un grupo interdisciplinario convocado por Monseñor Mario Pasciello, Obispo de esa ciudad medieval, recuerda las normas morales y los principios generales de derecho vulnerados por la deuda externa, además del que condena a la usura.
Retoma los pronunciamientos papales y los documentos del magisterio de la Iglesia que entroncan con las enseñanzas de San Alfonso María de Ligorio sobre la usura que han sido incorporadas al Catecismo de la Iglesia Católica.
- Creación del Centro de documentación de los aspectos jurídicos de la deuda externa, Facultad de Derecho, Universidad Católica Argentina.
1999 - “Tribunal de la Deuda externa", reunido en marzo en Río de Janeiro.
- Lima, Perú, 25-27 de mayo: Coalición Latinoamericana y Caribeña Jubileo 2000, Seminario-Taller sobre “Deuda Externa, Desendeudamiento y Solidaridad Global”.
- Colonia, Alemania, junio: Foro Mundial en torno al Jubileo.
- Annaba, Argelia, 4-6 diciembre 1999: VII Seminario Internacional “La dette des Pays Sud et de l’Est de la Mediterranée, obstacle au partenariat euro-méditerranéen”. “Declaración de Annaba.
1999 (cont.)- El Sínodo de los obispos católicos de toda América realizado en Roma hizo una enérgica apelación por la injusticia imperante en las relaciones económicas entre el Norte y el Sur: "Si bien la deuda externa no es la causa exclusiva de la pobreza en muchas naciones en vías de desarrollo, no se puede negar que ha contribuido a crear condiciones de extrema privación, que constituyen un urgente desafío a la conciencia de la humanidad".
- Ecuador, Quito: Encuentro Latinoamericano “Los Derechos Humanos frente a la Deuda Externa”.
- Resoluciones dirigidas a la Unión Interparlamentaria Mundial y a la Conferencia Internacional del Trabajo.
2000 - 21 de mayo: El Presidente del Brasil, Fernando Henrique Cardoso, anticipó su intención de promover un bloque regional para negociar mejor con los acreedores de la deuda externa (Diario “Clarín”, Suplemento Zona, Buenos Aires) con motivo de la gira del nuevo director del FMI, Horst Köhler. - Roma, 15-16 de junio: Foro “SDEBITARSI UN MILLENNIO SENZA DEBITI”, para la cancelación de la deuda insostenible que, en términos reales, ya ha sido pagada.
- La Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB) solicita al Congreso Federal que convoque a un plebiscito oficial sobre las deudas externa e interna.
- La Convención Parlamentaria Americana del Jubileo 2000 reunida en Valparaíso, Chile y en Buenos Aires, Argentina, 5, 6 y 7 de octubre, emitió una declaración apoyando la iniciativa.
- La Asamblea de los Parlamentarios del Mundo en ocasión del Jubileo de los gobernantes y de los parlamentarios, reunida en Roma, 4 y 5 de noviembre se comprometió a que sus integrantes propugnen, en sus respectivos parlamentos, a presentar proyectos a favor de la propuesta.
2000 - Julio: Encuentro sobre Deuda Social, Caracas, Venezuela.
- Agosto: Seminario convocado por la administración comunal de la ciudad de Sant’Agata dei Goti sobre: “El camino de la “Carta de Sant’Agata dei Goti sobre usura y deuda externa”.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


17. IRRELEVANCIA PARA LOS DEUDORES DE LA DISMINUCIÓN DE LAS TASAS DE INTERÉS, ASÍ COMO PERSPECTIVAS OMINOSAS DE NUEVOS AUMENTOS

Las trágicas consecuencias socioeconómicas y políticas sufridas a raíz de los aumentos de las tasas a comienzos de los 80 se acentuaron con las alzas de 1994.
En febrero de 1994 y, a pesar de lo aparentemente insignificante de esa alza (0,25%), se produjo un nuevo salto de miles de millones en el monto total de la deuda. En el 2000 se ha aplicado un aumento de 0,50%, con renovadas secuelas catastróficas para los países deudores.
Los aumentos de las tasas hacen que los países deudores se vean enfrentados una y otra vez a un desenfrenado anatocismo (escalada de intereses sobre intereses que se suma al capital) y que se eche abajo el precario ordenamiento y escalonamiento de los pagos de los servicios de la deuda, que se había mantenido hasta febrero de 1994 gracias al bajo nivel y relativa estabilidad de las tasas de los años anteriores. Ese aumento puso al descubierto la falacia del Plan Brady.
El alivio por las bajas de las tasas de interés sobre los servicios de la deuda externa es aparente ya que los anatocismos anteriores, al hacer crecer artificialmente las deudas, capital e intereses, hacen ilusoria una mejora real de la situación de los deudores.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


18. ACCIÓN DEL PARLAMENTO LATINOAMERICANO

Consecuente con su prédica constante y como homenaje al estadista brasileño André Franco Montoro, quien desde el Consejo Consultivo trabajó tenazmente hasta el último día de su vida por llevar el tema a los estrados mundiales, la XV Reunión de Asuntos Económicos y Deuda Externa del Parlamento Latinoamericano (Montevideo, 8-10 de noviembre de 2000) emitió el siguiente documento:


“CONSIDERANDO"



I) que la ley de 25 de julio de 2000, N° 209, aprobada por unanimidad por el Parlamento de la República de Italia, representa un hito histórico de solidaridad internacional que puede ser tomado como ejemplo, en particular su artículo 7° REGLAS INTERNACIONALES DE LA DEUDA EXTERNA” …

“II) que dicho art. 7° de la ley materializa una aspiración del Parlatino expresada en el acta final numeral 27 de la XII Reunión Interparlamentaria de la Unión Europea-América Latina: “en el enfoque del Parlamento Latinoamericano y en el análisis jurídico de diversas entidades académicas y científicas, pide a los Estados miembros de los dos Parlamentos que tomen las iniciativa oportunas, buscando el apoyo de otros países del mundo, a fin de que la Asamblea General de la Naciones Unidas solicite a la Corte Internacional de Justicia de La Haya un dictamen consultivo que permita afrontar el problema de la deuda externa conforme a los principios generales del derecho internacional contemporáneo (estatuto de la Corte, art. 38, letra c)”.
“III) que dicha ley e iniciativa puede servir de modelo a otros logros.
ACUERDA:
I) manifestar su reconocimiento, y agradecimiento al Parlamento de la República de Italia por la iniciativa legislativa adoptada;
II) difundir el reconocimiento señalado en el punto anterior en los diversos foros nacionales e internacionales que sean pertinentes;
III) solicitar a los parlamentos nacionales miembros, un pronunciamiento sobre el artículo 7° de dicha ley, previo a la celebración de la próxima Conferencia Interparlamentaria Mundial;
IV) proponer a la Conferencia Interparlamentaria Mundial, una disposición de contenido similar a lo expresado en el artículo 7° de la ley, para que se logre una deliberación de la Asamblea General de Naciones Unidas” …

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


19. EXHORTACIÓN DEL PARLATINO AL CELAM

El Presidente del Parlamento Latinoamericano Diputado Juan Adolfo Singer dirigió una comunicación al Consejo Episcopal para América Latina (CELAM) a fin de solicitarle sus buenos oficios para que
..."tenga a bien proponer que todas las Conferencias Episcopales Nacionales requieran urgentes entrevistas colectivas y se apersonen ante los respectivos Presidentes de la República para exhortarlos a que por medio de las misiones permanentes acreditadas ante las Naciones Unidas apoyen un proyecto de Resolución de la Asamblea General por el que se pida a la Corte Internacional de Justicia una opinión consultiva acerca de los aspectos jurídicos de la deuda externa".
... "Tenga la certeza, Excelencia, de que esta propuesta no es en absoluto incompatible con el llamado eclesial del Jubileo al perdón o condonación de la deuda. Ese llamado se dirige a la conciencia de los acreedores, mientras que nuestra iniciativa, formulada en el campo jurídico, es un reclamo de Justicia de los países que tienen la convicción de haber pagado ya con creces lo que deben".

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


20. INTENTOS DE LLEVAR A LA PRÁCTICA LA PROPUESTA

A fines de 1989 la representación permanente de la República Dominicana en las Naciones Unidas presentó la propuesta del IHLADI al Secretario General con destino a la Asamblea General. Fue enviada para su estudio a la Comisión II (Económica), donde se la incluyó en el rubro "La deuda externa y el desarrollo". Nunca se la consideró. Tampoco fue remitida a su foro natural, que debió haber sido la Comisión VI (Jurídica).
En 1995, en el ámbito de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), varios gobiernos iniciaron gestiones, dentro del "Grupo de los 77", propiciando un proyecto de resolución, para plantear una solicitud de opinión consultiva sobre los aspectos jurídico internacionales de la Deuda Externa.
Durante las sesiones de octubre del "Grupo de los 77", previas a la reunión de la Comisión II (Económica) de la Asamblea General en cuya agenda figura el tema "La crisis de la Deuda Externa y el Desarrollo", varias misiones permanentes hicieron circular las bases de un proyecto de resolución sobre el mencionado pedido de opinión consultiva a la Corte Internacional de Justicia, que lamentablemente no prosperó. En las tratativas llevadas a cabo durante esas sesiones, una delegación del Consejo Consultivo del Parlamento Latinoamericano participó oficiosamente explicando los fundamentos y propósitos de la iniciativa.
A pesar de las enormes dificultades que esta iniciativa enfrenta y enfrentará merece que se la siga defendiendo porque se basa en la firme convicción de que no es posible tolerar que nuestros países sigan sumergiéndose en la miseria provocada por el desenfrenado anatocismo que, sin retribución alguna para sus pueblos, se lleva más de la mitad del valor de las exportaciones totales de América Latina. La situación es aún peor para gran parte de los países de África y ya es un grave problema en Europa Oriental.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


21. LA FALACIA DEL PROYECTO” HIPC"
(Proyecto de cancelación de deudas para los países pobres altamente endeudados)

En los medios financieros internacionales se ha proyectado la cancelación de deudas de países pobres altamente endeudados, conocida con la sigla HIPC. Se trata de un modo falaz de atender las expectativas, creadas por la exhortación eclesial al jubileo, con un "perdón" de parte de la deuda externa de algunos países de África y de América Central (montos comparativamente irrelevantes e incobrables por la absoluta postración de los deudores). Se procura mantener así la sujeción de los países deudores medianos y mayores transformados en genuinos exportadores de capital hacia el sistema financiero.
El Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano Monseñor Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga en el discurso inaugural de la reunión de las conferencias episcopales que tuvo lugar en Quito el 11 de mayo de 1999 dijo lo siguiente:

"...Curiosamente, los organismos financieros internacionales y el mundo de la economía en general habían tejido una especie de "conspiración de silencio" sobre la temática de la Deuda Externa que se consideraba como una cosa del pasado y ya superada con los ajustes estructurales de la economía del FMI.
Incluso el importante documento de Justicia y Paz sobre los aspectos éticos de la deuda dormía en los anaqueles desconocidos hasta por muchos católicos."..."bajo el eufemismo de "servicio de la deuda" se esconden páginas vergonzosas de "pecados sociales" de cruel colonialismo del dinero que no exige ya como antaño tributos al imperio, sino intereses que sangran año tras año los presupuestos nacionales excluyendo con otro eufemismo: SILICS (Severe Indebted Low Income Countries) a muchos pueblos del orbe que tienen derecho a vivir con dignidad."

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


22. OBJECIONES TENDENCIOSAS

La propuesta jurídica de recurrir al procedimiento consultivo ante la C.I.J. ha sido atacada con argumentos engañosos y de oportunidad; se la ridiculiza procurando desmerecer sus fundamentos. Se sostiene --y este es el argumento más efectista-- que el reconocimiento formal efectuado por los Estados deudores de sus obligaciones anteriores (Plan Brady y otros acuerdos) constituye el saneamiento de la presunta ilicitud original del alza unilateral de las tasas de interés. La difusión de esos nuevos títulos o bonos de la deuda en los mercados de valores, vendidos entre innumerables tenedores ("el dentista belga") --supuestamente de buena fe-- reforzaría esa argumentación artificiosa.
Esa falacia es un nuevo reto a la sapiencia de los romanistas y civilistas. A este respecto hay que traer a colación las normas de derecho común aplicables a situaciones semejantes, como la del artículo 723 del Código Civil argentino, que dice así:
"Si el acto del reconocimiento agrava la prestación original, o la modifica en perjuicio del deudor, debe estarse simplemente al título primordial, si no hubiese una nueva y lícita causa de deber".
Resulta evidente que esta norma fue diseñada para prevenir la usura encubierta en los reconocimientos de obligaciones cuando éstas fueren más gravosas para el deudor, situación similar a la que se da a escala global con la Deuda Externa.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


23. POSIBLES CONSECUENCIAS DE UNA OPINIÓN CONSULTIVA

¿Qué se puede esperar de una opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre los aspectos jurídicos de la deuda externa?
Que la Corte Internacional de Justicia, al responder al pedido de opinión consultiva que haga la AGNU, manifieste que la deuda externa es una cuestión jurídica regida por el Derecho Internacional Público y declare, por ende, el carácter ilícito de las subas unilaterales e ilimitadas de las tasas de interés, estableciendo los criterios para fijar lo que los deudores ya han saldado realmente del capital y de los intereses y los montos que eventualmente fueren exigibles en derecho.

La redacción de las cuestiones --la transcripta fórmula de Roma-- atiende a ese objetivo cuya consecución se hace ahora más premiosa. Si por el contrario el dictamen de la Corte fuera adverso a la parte deudora y consolidara la pretensión de los acreedores convalidando el statu quo de la deuda, los países deudores seguirían tan mal como hasta ahora, es decir que con el proceso consultivo no perderían nada más. Por eso creemos que merece la pena ensayarlo.

Una opinión consultiva, que contemple el punto de vista de los deudores, abriría valiosas posibilidades de defensa procesal en eventuales pleitos de los Estados en situación de incumplimiento de prestaciones. Esto sería válido ante tribunales donde rige el sistema de derecho anglosajón, que aplican directamente el Derecho Internacional Público como ley del país.
Otro argumento de carácter económico hace aconsejable la elección de la vía jurídica que se propicia. Si un dictamen de la Corte favoreciera a los países deudores --que para cumplir con los servicios de la deuda giran cuantiosas sumas que se incorporan al circuito financiero--, provocando una disminución de la deuda y por ende de lo que se paga por concepto de tasas de interés, éstos dispondrían de dinero para impulsar su paralizado desarrollo, comenzar a pagar la cuantiosa "deuda social" pendiente con sus pueblos, y para invertir, en gran medida, en la adquisición de bienes de capital y tecnología, de los que los Estados Unidos es el principal exportador.

Es fácil prever el efecto beneficioso que produciría en las economías de los Estados Unidos y de Europa, y para superar la recesión, que aquel dinero ingresara directamente a sus circuitos productivos. Cabe inferir que habría una verdadera coincidencia, en cuanto a los beneficios, entre los países deudores, deseosos de promover su desarrollo, y los sectores genuinamente productivos del primer mundo.

Por otra parte, la iniciativa de consultar al tribunal mundial es coincidente con la necesidad de disciplinar el anárquico comportamiento de los capitales volátiles que actúan sin freno legal alguno y ponen en jaque la estabilidad de gran número de países y la salud del sistema económico mundial.

Es evidente, también, la endeblez de un sistema en el que las cifras de los papeles financieros que se manejan son hasta cien veces mayores que los valores reales de los bienes y servicios que representan. La triste experiencia de los últimos años alarma sobre la capacidad de los especuladores de llevar a la miseria a países enteros mediante juegos financieros.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


24. FINALIDAD DE LA PROPUESTA

Lo que se busca con esta propuesta es que el Tribunal Mundial reconozca la realidad que reflejan las cifras de la deuda externa (Punto 2) y que se enuncie el encuadramiento jurídico de sus consecuencias.
Aunque se obtuviere un dictamen del tribunal mundial favorable a los deudores, ello no significaría, per se, que la deuda automáticamente disminuya o se suprima.
El carácter del pronunciamiento consultivo de la Corte es declarativo, no es una sentencia, salvo para los organismos financieros del sistema de la ONU.
Una opinión consultiva ecuánime hacia la posición de los países deudores tendría gran repercusión política y, por el prestigio moral y científico del Tribunal Mundial, desvirtuaría las exigencias de los acreedores, poniendo de manifiesto su arbitrariedad y falta de sustento legal. Esto daría un margen mayor de acción a los Estados deudores en sus negociaciones con la banca internacional y retemplaría el ánimo de los dirigentes latinoamericanos para retomar el camino del desarrollo.
A pesar del apoyo logrado en medios académicos, científicos y en foros políticos internacionales y nacionales, la propuesta no ha sido presentada por ningún gobierno en la Asamblea General de las Naciones Unidas, salvo la gestión ya citada de la misión dominicana en 1989, que no tuvo continuidad. Es impostergable utilizar esta vía de racionalidad y conciliación que da el Derecho para lograr una solución a este grave problema.
El tratamiento de la propuesta por la Asamblea General no tiene por qué perturbar las negociaciones entre los Estados deudores y la banca acreedora.
El Premio Nobel de La Paz, Adolfo Pérez Esquivel, afirmó en el Encuentro sobre Deuda Social de julio del 2001 (39):

“Este es uno de los caminos que está a nuestro alcance, HOY.
Sólo hace falta decisión y unidad política para ponerlo en marcha; algún gobierno Latinoamericano que impulse la propuesta ante la Asamblea General de Naciones Unidas, y que todos juntos le demos el apoyo de toda la región, de todo el Sur, desde todos los rincones del planeta.”

Es necesario y urgente que los gobiernos de América Latina, y también los de los países desarrollados, adviertan el carácter constructivo de esta iniciativa para hacer prevalecer el imperio del Derecho en la vida económica internacional y presenten el proyecto de pedido de opinión consultiva a la AGNU explicando su finalidad genuina. La previsible reacción adversa de la banca acreedora no haría otra cosa que confirmar la razonabilidad de dicha propuesta.


CRONOLOGÍA DE LA PROPUESTA DE PEDIDO DE OPINIÓN CONSULTIVA DE LA AGNU A LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA

1988 Artículo: "DEUDA EXTERNA” - “Ilicitud del alza unilateral de los intereses”, Miguel Ángel Espeche Gil, revista "CRITERIO”, Buenos Aires, ejemplar del 24 setiembre.

1989 Proyecto de Resolución presentado en la Cámara de Diputados de la Nación Argentina por el Diputado Dr. Jorge R. Vanossi (marzo).

28 de abril: Ponencia de Miguel Angel Espeche Gil: "ILICITUD DEL ALZA UNILATERAL DE LOS INTERESES DE LA DEUDA EXTERNA”, XV Congreso del IHLADI, Santo Domingo. Original en Español y versión en Inglés, traducción del Banco Mundial.

Recomendación del XV Congreso del IHLADI, Santo Domingo: "EL ALZA UNILATERAL E ILIMITADA DE LAS TASAS DE INTERÉS DE LA DEUDA EXTERNA A LA LUZ DEL DERECHO INTERNACIONAL CONTEMPORÁNEO".

Resolución del XV Congreso del IHLADI encomendando al Presidente del Instituto la difusión de la ponencia y la recomendación sobre la deuda externa, así como la profundización de distintos aspectos jurídicos de la deuda externa.

7 de noviembre: Proyecto de declaración sobre la deuda externa presentado por el Senador Dr. Fernando de la Rúa al Senado Argentino.

1990 14 de abril: Artículo,” La deuda externa a la luz jurídica del derecho positivo". Francisco Trusso,” La Nación", Buenos Aires.

CONCLUSIONES del VII Seminario Internacional ROMA-BRASILIA sobre aspectos jurídicos de la deuda externa de los países latinoamericanos. Brasilia (agosto).

El Consejo de la Central Latinoamericana de Trabajadores (CLAT) reunido en San José de Costa Rica apoyó la iniciativa de llevar los aspectos jurídicos de la deuda externa a la Corte Internacional de la Haya.

1991 Resolución del XVI Congreso del IHLADI sobre aspectos jurídicos de la deuda externa, Mérida, Venezuela (marzo).

16 de julio: Carta del Senador Fernando Henrique Cardoso al Senado Federal brasileño.

Viena, 17-18 de octubre: Foro Científico” La deuda externa de los países latinoamericanos”,” Perfiles jurídicos, económicos y sociales".

1992 5-7 de marzo: Seminario Jurídico Internacional "PROFILI GIURIDICI DEI DEBITO INTERNAZIONALE" documentos, Roma-Pontificia Universidad Lateranense.
Resolución del Senado argentino (marzo).

1992 Apoyo a la iniciativa por parte de la CMT (Confederación Mundial de Trabajadores) y de la CLAT (Central Latinoamericana de Trabajadores).
Sumaria presentación de las cuestiones que la Comisión de Trabajo de Jurisprudencia del CEISAL elaboró en su reunión de Roma del 16.7.92, celebrada en la Pontificia Universidad Lateranense. Redacción de la” fórmula de Roma" con las cuestiones a ser sometidas a la Corte Internacional de Justicia.
Exposición del Presidente del IHLADI sobre la deuda externa y Resolución del XVII Congreso, Cáceres, España (setiembre).

1993 San Pablo, febrero: "Proposta sobre a Divida Externa” del Profesor André Franco Montoro a la XI Conferencia Interparlamentaria CEE - América Latina.
La CMT (Confederación Mundial del Trabajo) y la CLAT (Central Latinoamericana de Trabajadores) reiteran la propuesta del Parlamento Latinoamericano.
21 de abril: Primer informe del Consejo Consultivo del Parlamento Latinoamericano: "La Deuda Externa y el Derecho Internacional Público”, San Pablo.
Acuerdo de la XI Conferencia Interparlamentaria Comunidad Europea - América Latina, San Pablo (mayo).

20 de agosto: Resolución del Comité Jurídico Interamericano sobre los aspectos jurídicos de la deuda externa, Río de Janeiro.
1 de setiembre: Seminario de Brasilia sobre aspectos jurídicos de la deuda externa frente a la amenaza de nuevas alzas de interés. (Español - Portugués) Brasilia, Congreso Federal.

1995 Seminario sobre Aspectos Jurídicos de la Deuda Externa, Parlatino, San Pablo (marzo). Roma, 25-26 mayo y Sant' Agata dei Goti, 27 mayo: Seminario Jurídico Internacional "Deuda Externa - Principios Generales del Derecho - Corte Internacional de Justicia" - II Seminario Jurídico Internacional.

Resolución de la XII Conferencia Interparlamentaria Unión Europea - América Latina, Bruselas (junio).
Resolución de la Cámara de Diputados del Brasil (agosto).

1995 Propuesta del Diputado Salvatore Cherchi en el Parlamento italiano, haciéndose eco del citado acuerdo de la XII Conferencia Interparlamentaria de Bruselas (agosto).
Moción en el Congreso de la República Peruana presentada por el Senador Delgado Barreto.
El Consejo Consultivo del Parlamento Latinoamericano elabora un proyecto de Memoria Explicativa como contribución a la eventual presentación de un proyecto de resolución ante la Asamblea General de la ONU.
El 26 de octubre el Presidente del Parlamento Latinoamericano, Senador Humberto Celli, presenta una nota al Secretario General de las Naciones Unidas postulando la inclusión de un tema intitulado,” Deuda Externa y Derecho Internacional - Pedido de una Opinión Consultiva”, en la agenda del LI período de sesiones de la Asamblea General.
1996 Madrid, 24-25 de junio: Coloquio América Latina - Europa sobre "La Deuda Externa, problemas jurídicos y políticos”.
Sant'Agata dei Goti, 1 y 2 de agosto: Seminario de Estudios Internacionales sobre "Derecho a la Vida y Deuda Externa".
Caracas, 16 y 17 de agosto: Seminario sobre “El Fin del Milenio y la Deuda Externa”, organizado por la sección venezolana del Parlamento Latinoamericano.
28 de agosto: Nota del Presidente del Parlamento Latinoamericano, Diputado Juan Adolfo Singer, al CELAM.
Nota del Presidente del Consejo Consultivo del Parlatino a los Cancilleres del Grupo de Río, reunido en Cochabamba.
En el Congreso Argentino: 1) proyecto del Senador nacional Luis León.
2) Proyecto de declaración del Diputado Alfredo Allende aprobado el 23 de octubre por unanimidad por la Cámara de Diputados de la República Argentina.
10-12 de julio: Encuentro internacional por una estrategia común” La Deuda Externa y el Fin del Milenio".

1997 29 de setiembre: Declaración de Sant' Agata dei Goti sobre la Usura y la Deuda Externa.

1998 Resolución de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Ginebra (abril).
27 de mayo: Cámara de Diputados del Parlamento Italiano, votación de la "Moción Cherchi".

2000 III Foro Internacional sobre la Deuda Externa “Il 2000, anno del Giubileo: per un nuovo inizio libero dal debito”.
Roma, 21-22 junio: Semilario La Deuda Externa “Un Milenio senza Debiti”, Salla de la Promoteca, Campidoglio.
28 de junio. Cámara de Diputados del Parlamento Italiano: votación por unanimidad (salvo dos abstenciones) del proyecto de ley “Misure per la riduzione del débito estero dei Paesi a più basso reddito e maggiormente indebitati”.
13 de julio: El Senado sancionó el proyecto de ley aprobado en Diputados por el cual el gobierno italiano deberá iniciar los procedimientos para pedir una opinión consultiva a la Corte de La Haya sobre las reglas de derecho que disciplinan la deuda externa de los países en vías de desarrollo, en el marco de los principios generales del derecho, de los derechos del hombre y de los pueblos.
DECLARACIÓN FINAL DE LA ASAMBLEA DE LOS PARLAMENTARIOS DEL MUNDO EN OCASIÓN DEL JUBILEO DE LOS GOBERNANTES Y PARLAMENTARIOS, ROMA, 4 Y 5 DE NOVIEMBRE DEL 2000. Primera Moción: DEUDA EXTERNA DE LOS PAÍSES POBRES Y EN VÍAS DE DESARROLLO.
Montevideo, 9-10 de noviembre: Reunión de la Comisión de Asuntos Económicos y Deuda Externa del Parlamento Latinoamericano para debatir el artículo 7 de la Ley italiana No. 209 de 25 de julio de 2000.
2001 San Antonio de Los Altos, 7 de noviembre: Encuentro Internacional por una Estrategia Común: La Deuda Externa y el Fin del Milenio. Patrocinado por el Parlamento Latinoamericano y el Congreso de la República de Venezuela.

LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO



BIBLIOGRAFÍA



1. "LA DEUDA EXTERNA” Eduardo A. Zalduendo, Ediciones Depalma, Buenos Aires, 1988.
2. "A DIVIDA INTERNACIONAL" - Uma abordagem ética - Organizador: Nelson Teixeira. Livraria Pioneira Editora, Sao Paulo, 1989.
3. "A DIVIDA EXTERNA DA AMERICA LATINA” - o automatismo da dívida -, Franz J. Hinkelammert, Petrópolis, 1989.
4. ILICITUD DEL ALZA UNILATERAL DE LOS INTERESES DE LA DEUDA EXTERNA Miguel Angel Espeche Gil, Ponencia, Instituto Hispano Luso Americano de Derecho Internacional (IHLADI), 1989.
5. PRINCIPI GENERALI DEL DIRITTO E INIQUITA NEI RAPPORTI OBBLIGATORI
- Aspetti Giuridici del Debito Internazionale dei paesi latinoamericani
- RICERCHE GIURIDICHE E POLITICHE MATERIALI VII/1 - II Universitá di Roma, Centro di Studi Latino-Americani, Progetto Italia – América Latina, 1990.
6. "LA DEUDA EXTERNA ES INMORAL", Gregorio Iriarte, Ediciones Paulinas, Colombia, 1991.
7. "LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD EN LA CONTRATACIÓN INTERNACIONAL", Cecilia Fresnedo de Aguirre, Montevideo, 1991.
8. "LA DEUDA EXTERNA DE LOS PAÍSES LATINOAMERICANOS", "Perfiles Jurídicos, Económicos y Sociales"
- Ensayos II/1991 - Grupo de Trabajo de Jurisprudencia - CEISAL
Consejo Europeo de Investigaciones Sociales de América Latina, 1992.
9. "DIVIDA CONTRA O DIREITO" Joao Luiz Duboc Pinaud, CEDI, Sao Paulo, 1992.
10. "DEBITO INTERNAZIONALE PRINCIPI GENERALI DEL DIRITTO CORTE INTERNAZIONALE DI GIUSTIZIA'' Atti del Seminario Giuridico Internazionale (5-7 marzo 1992). "UTRUMQUE IUS''. Collectio Pontificiae Universitatis Lateranensis, 1993.
11. "LA DEUDA EXTERNA"
- Solicitud de un dictamen consultivo a la Corte Internacional de Justicia de La Haya
- Parlamento Latinoamericano
- Cuadernos del Parlatino No. 02-199, San Pablo, 1994.
12. "LA DEUDA EXTERNA Y LA RESPONSABILIDAD INTERNACIONAL DEL ESTADO”
- César Moyano Bonilla y Loretta Ortiz Ahlf, México, 1994.
13. "EL UNIVERSO NEOLIBERAL”, Alfredo Calcagno, Alianza Editorial, Madrid - Bs. Aires, 1995.
14. "LA DEUDA EXTERNA: NUEVO ENFOQUE ANTE LOS NUEVOS TIEMPOS. CRISIS A PARTIR DEL CASO MÉXICO", Camilo H. Rodríguez Berrutti, "La Ley", Bs. Aires, jueves 11 de mayo de 1995.
15. "PRINCIPIOS GERAIS DE DIREITO CONTRATUAL APLICAVEIS A DIVIDA EXTERNA DOS PAISES EM DESENVOLVIMENTO” Prof. Alvaro Villaca Azevedo, 1995.
16. DEBITO INTERNAZIONALE - Principia General del Dirijo, a cura di Sandro Schipani
Roma e America - Collana di Studi Giuridici Latinoamericani - CEDAM, 1995.
17. "FINANCIAMIENTO Y DEUDA EXTERNA EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE"
- Doc. elaborado por el Dr. Alfredo Eric Calcagno para ser presentado en la XXII Reunión Ordinaria del Consejo Latinoamericano del SELA (Montevideo, Uruguay – 22 al 25 de octubre de 1996).
18. "LA DEUDA EXTERNA Y LOS DESAFÍOS DE LA DEMOCRACIA",
Víctor Bazán, Revista "El Derecho”, Buenos Aires, 24 de julio de 1996.
19. "MUNDO NUEVO - Número especial DEUDA EXTERNA". Revista de Estudios Latino- Caracas, Año XIX, Nº s. 3/4 Julio - Diciembre 1996.
Rafael Caldera: Deuda Externa de América Latina: Desafío a los Juristas.
Pierángelo Catalano: La deuda externa: ¿Esclavitud del Tercer Milenio?
Miguel Ángel Espeche Gil: Reflexiones sobre la “Fórmula de Roma” en cuanto a la viabilidad de un pedido de opinión consultiva sobre la deuda a la Corte de La Haya.
Héctor Faundez Ledesma: La Deuda Externa de los países latinoamericanos en el marco del Derecho internacional público.
Lorena Fernández: La Deuda Externa: evolución de la posición venezolana.
André Franco Montoro: Aspectos jurídicos, éticos y sociales de la Deuda Externa.
Eduardo Jiménez de Aréchaga: Solicitud de un dictamen consultivo de la Corte Internacional de Justicia y principios generales del Derecho.
Bárbara Kunicka-Michaska: La Deuda Externa latinoamericana y el delito de usura.
Sergio Marchisio: Derechos humanos y derechos de los pueblos frente a la Deuda Externa de América Latina.
D.F. Maza Zavala: Consideraciones sobre la Deuda Externa de los países que procuran desarrollarse.
Francisco Mieres: El endeudamiento en la abundancia: error capital.
José Manuel Peláez Marón: Deuda Externa y principios de Derecho internacional público.
Sandro Schipani: Tasas de interés y valor del dólar como moneda de pago.
Svoboda Tosheva: Aspectos sociales de la Deuda Externa; América Latina y Europa del Este. Análisis comparativo.
20. "DIRITTO ALLA VITA E DEBITO ESTERO" Sant'Agata dei Goti - III Centenario della nascita di S. Alfonso Maria de Liguori, Catalano, Pierangelo (a cura di), Edizioni Scientifiche Italiane, Napoli, 1997.
21. "USURA Y DEUDA EXTERNA'“, Pierangelo Catalano, CEISAL, 1997.
22. "L' USURA IERI ED OGGI”, a cura di Sebastiano Tafaro, Cacucci Editore, Bari, 1997.
23. "L’ ENDETTEMENT", Travaux de l' Association Henri Capitant - Journées Argentines, Tome XLVI/ 1995, Paris, 1997.
24. "DEUDA ETERNA”, Charles Crossbow. Ed. Vinciguerra, Buenos Aires, 1997.
25. "DERECHOS HUMANOS Y DEUDA EXTERNA (¿O ETERNA?) Víctor Bazán, Revista jurídica del Perú, año XLVIII No. 14, enero-marzo, 1998.
26. IL DEBITO INTERNAZIONALE, a cura di Domingo Andrés Gutiérrez, Cmf. Sandro Schipani ATTI DEL II CONVEGNO 25-27 MAGGIO, 1995- UTRUMQUE JUS Pontificia Universitá Laterense, 1998.
27. “Deuda Externa en el Tercer Mundo – las finanzas contra los pueblos. Eric Toussaint, Editorial Nueva Sociedad, 1998.
28. “A PROPOSITO DELLA CARTA DI S. AGATA DEI GOTI “DICHIARAZIONE SU USURA E DEBITO INTERNAZIONALE”, Pierángelo Catalano, “Studia Moralia”, XXXVI/1, junio 1998.
28. “LA CAPITULACIÓN DE AMÉRICA LATINA”, Carlos Alzamora, Lima, octubre de 1988.
29. “LA “DEUDA” CONTRA EL DERECHO”, a la memoria de André Franco Montoro, Roma, Pierángelo Catalano, 1º. de agosto de 1999, día de San Alfonso María de Ligorio.
30. “LA GLOBALIZACION Y LAS DEUDAS EXTERNAS”, Alfredo Allende, Buenos Aires, setiembre de 1999.
31 “QUEBRAR EL CÍRCULO INFERNAL DE LA DEUDA”, Eric Toussaint, “Le Monde Diplomatique”, setiembre de 1999.
32. “TOMAR DISTANCIA DE LOS CENTROS DE DOMINACIÓN – Deuda, periferia y crisis global”, Jorge Beinstein, “Le Monde Diplomatique”, setiembre de 1999.
33. “LA DEUDA EXTERNA EXPLICADA A TODOS (LOS QUE TIENEN QUE PAGARLA)”, Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno, Buenos Aires, octubre de 1999.
34. “LA DEUDA CONTRA EL DERECHO, UNA PERSPECTIVA MEDITERRÁNEA”, Pierángelo Catalano y Abdelkader Sid Ahmed, 1999.
35. “LA DEUDA EXTERNA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE”, Gisela de Giménez, Caracas, 1999.
36. “COMENTARIOS SOBRE EL DOCUMENTO DEL PARLATINO ‘LA DEUDA EXTERNA ANTE EL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO’ - Marco Jurídico Internacional”, Eric Calcagno, 27 de mayo de 2000.
37. “Debito da morire” Trentatré testimonianze sulla cancellazione del débito ei suoi inganni, a cura di Davide Demichelis, Angelo Ferrari, Raffaele Masto, Luciano Scalettati, Baldini & Castoldi, editores, Milan, 2000.
38. “LA DEUDA EXTERNA Y EL DERECHO”, Salvador M. Lozada, Jurisprudencia Argentina, Buenos Aires, enero 32 de 2001, pág. 26.
39. “ÉTICA, DESARROLLO Y DEMOCRACIA”, Conferencia de Adolfo Pérez Esquivel en el encuentro sobre Deuda Social, Caracas, Venezuela, julio de 2001.
40. “LA DEUDA EXTERNA”, Alejandro Teitelbaum, Asociación Americana de Juristas, Octubre 2001.
41. “DEUDA EXTERNA DE LATINOAMÉRICA”, Felipe Fossati, Ponencia en el Encuentro Internacional por una estrategia común. Publicación de la Universidad de los Trabajadores de AméricaLatina, 7 de noviembre de 2001.

INTERNET

con información sobre los aspectos jurídicos de la deuda externa:
http://derecho.org/comunidad/deudaexterna
Correo Electrónico: deudaexterna@hotmail.com
www.ucalp.edu.ar/institutos/centro
www.uca.edu.ar/cid