logo encabezado Bandera Argentina.
encabhiseco

Nuestra historia controvertida y falaz es más que espantosa. El conocimiento de nuestro pasado, más allá de la enseñanza que hayamos adquiridos en los órganos oficiales, es por demás opuesto conveniente al Pueblo Argentino. Por eso debemos escribir nuestra historia con hechos reales y la historia contada por su propio Pueblo.
Daniel Guerra.

Los revolucionarios de 1810 ,(...) con exclusión de Mariano Moreno, adoptaron sin análisis las doctrinas corrientes en Europa y se adscribieron a un libre cambio suicida. No percibieron siquiera esta idea tan simple: si España, que era una nación poderosa, recurrió a medidas restrictivas para mantener el dominio comercial del continente, ¿cómo se defenderían de los riesgos de la excesiva libertad comercial estas inermes y balbuceantes repúblicas sudamericanas?(...) América no estaba aislada. Al contrario.

Fuerzas terriblemente pujantes, astutas y codiciosas nos rodeaban. Ellas sabían amenazar y tentar, intimidar y sobornar, simultáneamente. El imperialismo económico encontró aquí campo franco. Bajo su perniciosa influencia estamos en un marasmo que puede ser letal. Todo lo que nos rodea es falso o irreal. Es falsa la historia que nos enseñaron. Falsas las creencias económicas con que nos imbuyeron. Falsas las perspectivas mundiales que nos presentan y las disyuntivas políticas que nos ofrecen. Irreales las libertades que los textos aseguran.
Raúl Scalabrini Ortiz.


TITULARES.