Memorandum de Estudio de Seguridad Nacional (NSSM) 200

(Memorandum) Estudio sobre la Seguridad Nacional (NSSM) firmado por Henry Kissinger en abril de 1974 durante la presidencia de Nixon.

Lo que sigue es una reseña del estudio.

El estudio completo fue presentado al Presidente Ford en diciembre siguiente.

Fue dirigido a: Las Secretarías de Defensa y Agricultura; al Director de la CIA, a la Secretaría de Estado y a la Agencia para el Desarrollo Internacional.

El tema: Las implicancias de crecimiento de la población mundial para la seguridad norteamericana y sus intereses en el extranjero

El estudio fue pedido por el Presidente. Éste debía prever hasta el año 2000 proyectos alternativos y razonables sobre el crecimiento poblacional, especialmente en los países más pobres; la exigencia de exportaciones, especialmente comida y los problemas comerciales que pudieran surgir a raíz de la competencia de recursos y, por último, la posibilidad de que el crecimiento poblacional o su desequilibrio produjeran quiebres en políticas extranjeras e inestabilidad internacional.

Es estudio no hacía hincapié en lo ecológico o social, sino que ofrecía cursos de acción para los Estados Unidos en lo relacionado a asuntos poblacionales en el exterior, especialmente en países en desarrollo con especial atención a estas preguntas:

1)     ¿Qué sucedería si EE.UU. necesitara recurrir a iniciativas para llamar la atención internacional sobre el problema poblacional?

2)     ¿Pueden las novedades tecnológicas o el desarrollo reducir su crecimiento o aminorar sus efectos?

3)     ¿Podría EE.UU. mejorar su asistencia en el campo poblacional y, de poder hacerlo, de qué forma convendría: órganos bilaterales, multilaterales o privados?

Como conclusión, el estudio debería considerar el interés del Presidente en lo relacionado con la dignidad del individuo, trabajando en conjunto; pero no imponiendo puntos de vista a los demás.

Este estudio debía ser presentado al presidente antes del 29 de marzo de 1974.

Ingerencias del crecimiento poblacional mundial en la Seguridad Norteamericana y en sus intereses en otros países.

Tabla de contenidos:

Tendencias demográficas en el mundo

1) El crecimiento demográfico después de la Segunda Guerra Mundial fue cuantitativa y cualitativamente superior a cualquier otra época histórica previa. Disminuyó el índice de mortalidad y aumentó el de nacimientos, a razón de un 2% al año, comparado con el 1% antes de la Segunda Guerra, y debajo del 0,5% entre 1750 y 1900 y mucho más bajo antes del año 1750.

El efecto es que se duplica la población mundial cada 35 años en lugar de ocurrir cada 100 años. En 1974, cada año se agregan 80 millones de personas, mientras que en 1900 se agregaban 10 millones.

2) Otro asunto a considerar es la pronunciada diferencia entre países ricos y pobres. Desde 1950 la población ha crecido entre 0 a 1,5% por año en los países ricos, mientras que en los países pobres entre un 2 y un 3,5%, duplicándose a los 20/35 años. Las tasas más altas se producen en las zonas más densamente pobladas y con menos recursos.

3) Las políticas para reducir la fertilidad tendrán efectos reales después de varias décadas de ser puestas en práctica. Es urgente que sean puestas en práctica y hacerlas efectivas en los años 1970 y 1980. Estos programas beneficiarán a los países en desarrollo porque tendrán menores demandas de comida, salud y educación y mejorará su capacidad para inversiones productivas.

4) Las Naciones Unidas estiman que la población en 1970 es de 3.600 millones y se proyecta a 6/8 mil millones para el año 2000. Se calcula para el año 2075 una población mundial de 12.000 millones; implica que el aumento se quintuplica en el sur y sudeste asiático y Latinoamérica, y aún es mayor en África.

Muchos demógrafos consideran conveniente mantener el nivel de población mundial entre 10 a 13 millones, asumiendo que puede haber suficiente producción y distribución de alimentos.

 

Adecuación de Provisión de Alimentos Mundial

5) Los países en desarrollo serán los más afectados por el crecimiento de la mayor necesidad de alimentos. A pesar de que la producción de alimentos creciera en mayores proporciones habría igualmente problemas para la distribución y financiación, provocando escasez especialmente en las regiones más pobres y más pobladas.

Hay que considerar que aún hoy (1974) entre 10 y 20 millones de personas mueren por año a causa de la desnutrición (directa o indirectamente).

Más se agravaría si las cosechas fracasan, problema que ocurre de tanto en tanto.

6) El mundo necesita para alimentos crecer 2,5% o más por año. En el corto y mediano plazo la grave consecuencia es el hambre, especialmente en los países pobres cuya necesidad crece 4%. Hay que considerar que ya se están usando fertilizantes y sistemas de riego. Los países pobres no están en condiciones de disponer de capitales de inversión en agricultura intensiva, agravándose el problema con el uso de energía y de fertilizantes cuyos costos aumentan.

7) Además, en regiones superpobladas, el crecimiento rápido de población afecta el medio ambiente de por sí frágil, deteriorando tierras cultivables, de pastoreo, forestación y causando contaminación en el agua.

 

Minerales y Combustibles

8) El aumento demográfico no es factor importante en la demanda ya que depende más del desarrollo industrial que en los números de las personas.

Por otro lado, el mundo depende cada vez de los recursos minerales de los países en desarrollo, y si el crecimiento poblacional frustra los proyectos para el desarrollo económico y progreso social, el resultado es la inestabilidad que puede socavar las condiciones para expandir la producción sostenida de tales recursos.

9) Habrá serios problemas para los países más pobres; encontrarán muy difícil pagar los insumos y energía, y productos vitales para la producción agrícola como los fertilizantes. Importaciones de combustible y otros materiales causarán graves problemas que chocarán con EE.UU., ambas partes luchando por obtener las mejores condiciones en sus respectivas operaciones de exportación-importación.

 

Desarrollo Económico y Crecimiento Poblacional

10) El rápido crecimiento poblacional, trae aparejado un menor índice de crecimiento económico y muchas veces la reducción del ingreso per cápita y de la calidad de vida.

11) Además se producen: Reducción de ahorro y de inversión doméstica y el aumento de la necesidad de alimento, intensificación del desempleo y subempleo, mayor necesidad de inversión en educación y salud.

12) Mientras hay países que crecieron a un promedio del 5% anual, en la última década, la población aumenta en un 2,5% reduciendo la entrada per cápita a sólo 2,5% y en algunos países aún menos. Para los países golpeados por la crisis del petróleo y agravado por la superpoblación, la entrada per cápita se reducirá aún a menos del 1% durante la década del 70 (entrada promedio u$s 100).

13) Si se puede disminuir el crecimiento demográfico, esas incidencias serán insignificantes.

Probablemente el progreso social y económico ayudarán a bajar los índices de fertilidad.

14) Altos índices de natalidad se originan en:

-                     falta de información y medios para el control.

-                     falta de motivación para tener menos niños, causando altas tasas de mortalidad infantil y una creciente necesidad en la tercera edad.

15) La disminución de esos índices llevará años en los países en desarrollo, agravándose así la brecha entre países ricos y pobres.

16) La interrelación entre el desarrollo económico y el crecimiento demográfico es compleja y no siempre comprendida. Ciertos aspectos del crecimiento económico parecen directamente relacionados con el bajo índice de natalidad. El plan adoptado en la Conferencia sobre Población Mundial sugiere a los países adoptar políticas para modificar los niveles de fertilidad y desarrollar programas de salud y estrategias educativas que ejerzan efectos decisivos en el control de natalidad.

Para los que pongan en práctica habrá ayuda internacional. Estos programas incluyen: a) reducir mortalidad infantil; b) educación y mejorar el status social de la mujer; c) aumentar el empleo femenino; d) mejorar la seguridad en la tercera edad; e) ayuda a campesinos pobres (generalmente son los que más hijos tienen).

Todavía no se conoce bien el efecto de estos programas, ya que no sería deseable que el aumento del empleo femenino lleva al desempleo masculino. Habrá que ir adaptándolos según las situaciones.

17) Deben hacerse grandes esfuerzos para asegurar la eficacia de los controles de natalidad en los 1980, especialmente en áreas rurales, incluso mejorando los métodos de control adecuándolos para ser aceptados y usados por los países pobres.

18) Hay que mejorar la calidad de vida de los pobres si es que el progreso se pretende hacer con control de natalidad. En los centros urbanos las personas están modificando la tendencia de tener muchos hijos.

 

Efectos Políticos de Factores Poblacionales

19) El alto índice de natalidad, las migraciones internas y los altos índices de gente joven, bajan el nivel de vida, acarrean concentraciones urbanas y obligan a la emigración. Todo esto perjudica la estabilidad interna y externa en lo que EE.UU. está interesado creando políticas ya que el daño en lo económico, político ecológico también lo afectaría.

20) La migración del campo a la ciudad se intensifica con altas tasas de natalidad. Enormes gravámenes deben ser designados para administración pública, sanitaria, educación, policía y otros servicios. Esto crea problemas sociales (a veces violentos) que acarrean riesgos institucionales.

21) Las condiciones socio-económicas adversas causa: abandono de niños, delincuencia juvenil, crónica y constante crecimiento del desempleo y subempleo, bandidaje, movimientos separatistas, movimientos revolucionarios y golpes de estado. Todo esto no atrae capitales de inversión.

22) En las relaciones internacionales, se reconoce que todos estos conflictos tienen una raíz demográfica y que hay que prever este tipo de hostilidades.

 

Objetivos y Requerimientos para ocuparse del problema de la natalidad

23) El tema central es que el nivel poblacional se va a tratar de mantener (8 a 9 mil millones sería aconsejable).

24) No se puede estar seguro de que la tecnología permitirá alimentos suficientes para 8 mil millones y mucho menos para 12 mil millones, en el siglo XXI.

Tampoco se pueden saber los cambios climáticos, que causan daño en las cosechas y afectan la alimentación de los más pobres, especialmente vulnerables antes estas situaciones.

25) Y de ser posible: porque tendrían que tendrían que hacer esfuerzos mayores los países menos poblados para dar alimento a aquellos que no aplican las políticas sobre control de natalidad y tienen superpoblación.

De acá al años 2000 la brecha entre pobres y ricos se agravará si no se toman medidas.

 

Recomendaciones Políticas

26) Deben establecerse programas específicos para cada país en particular.

27) Organizaciones bilaterales y multilaterales deben coordinar esfuerzos para modelar el crecimiento demográfico.

28) Estos programas deben incorporar dos objetivos:

a)     Lograr una población mundial de no más de 6 mil millones para la mitad del siglo XXI, sin muertes por inanición ni total frustración de esperanzas.

b)     Como tope podría permitirse 8 mil millones, pero no más.

29) Uno de los propósitos es lograr un nivel de fertilidad de no más de dos niños por familia para el año 2000.

30) El plan de acción requiere vigorosos esfuerzos por parte de los países interesados, las Naciones Unidas y otras organizaciones. La estrategia a seguir debe incluir:

a) Concentración en países claves: se debe poner énfasis en los países con mayor índice de natalidad: India, Bangladesh, Pakistán, Nigeria, México, Indonesia, Brasil, Filipinas, Tailandia, Egipto, Turquía, Etiopía y Colombia. Entre todos cubren el 47% del crecimiento demográfico mundial. En este momento la ayuda bilateral es imposible, no porque no haya fondos, sino porque se le darán a otros países considerando algunos factores tales como: la predisposición a colaborar con el plan demográfico y los intereses propios de EE.UU.

Los programas multilaterales deben necesariamente tener una mayor cobertura. EE.UU. contribuirá a esa ayuda en función de sus propios intereses.

b) Los países en desarrollo deben establecer políticas demográficas.

c) Asistencia con información y tecnología; información para planificación familiar y materiales actuales deben llegar lo más rápido posible al 85% de la población en los países en desarrollo, hasta ahora no alcanzado. Deben usarse recursos para el control natal de bajo costo, efectivos, seguros, durables y aceptables.

d) Crear condiciones para que se reduzca la natalidad. Recompensar a las familias pequeñas. En muchos casos serán necesarios programas y recursos experimentales para lograr efectos posteriores en gran escala.

Estos sectores preferenciales incluyen:

-                     Proveer mínimo nivel de educación, especialmente a mujeres.

-                     Reducir la mortalidad infantil.

-                     Expandir empleos, especialmente para mujeres.

-                     Aumentar el ingreso de los más pobres, especialmente en áreas rurales.

-                     Educar las nuevas generaciones inculcando el deseo de tener familias más pequeñas.

e) Es vital la ayuda alimenticia en épocas de escasez, de no hacerse, los conflictos serán inevitables.

f) El desarrollo de políticas demográficas para estabilizar el crecimiento es fundamental. Para ello hace falta el apoyo de los gobernantes, que sólo colaboran si ven el impacto negativo de un crecimiento irrestricto.

EE.UU. debe alentar a los gobiernos a colaborar con estos planes.

31) El plan de Acción sobre Población Mundial, fue consensuado por 137 naciones en agosto  de 1974, poniendo en énfasis al hablar de planeamiento familiar.

Objetivos consensuados:

a)     Sustento para la adopción de programas.

b)     Adoptar programas con un replanteo sobre la fertilidad en países pobres y ricos.

c)      Después de una adecuada preparación, anunciar al pueblo norteamericano la meta de mantener nuestro actual nivel de fertilidad para lograr estabilidad en el 2000.

d)     Iniciar una estrategia internacional con programas de ayuda sobre reproducción humana y fertilidad (control) cubriendo los factores bio-médicos y socio-económicos, de acuerdo a la propuesta norteamericana hecha en Bucarest.

e)     Actuar colaborando con órganos humanitarios (Naciones Unidas) para dirigirnos a países elegidos y desarrollar servicios preventivos de salud y de planeamiento familiar de bajo costo.

f)        Aumentar la asistencia bilateral y multilateral para programas de control poblacional.

32) Para lograr el apoyo de los gobiernos y reforzar la implementación de los planes, debiéramos hacer algunas consideraciones tales como:

a)     Mencionar los factores y políticas poblacionales en todos los documentos estratégicos de colaboración a países.

b)     Proyectar crecimiento de población en forma individual para cada país, analizar su desarrollo y discutirlo con los gobiernos.

c)      Proveer programas de entrenamiento.

d)     Acordar la colaboración de ministros, políticos y líderes influyentes de la actividad privada.

e)     Asegurar la ayuda a los países en desarrollo, especialmente con planes relacionados con: salud, educación, recursos y desarrollo agrícola, empleo, ingreso equitativo y estabilidad social.

f)        Asegurar la ayuda a los gobiernos de esos países en las políticas a seguir y en los programas de planeamiento familiar.

g)     Implementar iniciativas para mejorar el status de la mujer.

h)      Poner énfasis en la ayuda de zonas rurales.

33) Debemos tener cuidado que nuestras actividades no parezcan políticas dirigidas contra los países en desarrollo; y sus líderes deberán ponerse al frente de estos programas y llevarse el crédito de su éxito. Para ello hay que convencerlos que esto programas pueden funcionar en un período de tiempo relativamente breve.

34) Para que confíen en nuestras intenciones, debemos recalcar el derecho individual y de las parejas para: elegir libremente y con responsabilidad el número de hijos, y para: tener información, educación y medios para hacerlo.

Nuestra intención es el bienestar y deberíamos usar nuestra autoridad para sugerir nuestros principios:

1.      Responsabilidad en la paternidad incluye responsabilidad para con los niños y la comunidad, y

2.      las en ejercicio de su soberanía para establecer políticas que tengan en cuenta el bienestar de sus vecinos y el mundo.

Los Programas de Planeamiento Familiar deberían ser llevados a cabo por organizaciones multilaterales, donde sea que ellos puedan proveer los medios más eficientes.

35) Para apoyar el planeamiento familiar se necesita incrementar la información, poniendo énfasis en los adelantos tecnológicos y programas educativos a nivel mundial.

36) Para proveer orientación y recursos, se necesita el apoyo del Congreso Norteamericano. Importantes fondos son necesarios.

37) Hay muchos expertos que creen que la situación demográfica es mucho más seria y amenazante como para solucionarla a través de medidas voluntaristas.

Para evitar escasez de comida y catástrofes demográficas, ellos consideran se deben tomar medidas drásticas, aún cuando conlleve vulnerar principios morales; esto incluiría por ejemplo: firme control de nuestros recursos alimentarios, nuestras pautas consumadas y programas obligatorios para ponerlo en práctica.

38) Para la implementación de los planes son necesarias importantes sumas de dinero. Le aconsejo al Congreso aprobar sumas importantes para destinarlas a: educación, agricultura, planeamiento familiar. Se hará a través de programas bilaterales y aportes a organizaciones multilaterales. En un futuro el nivel de ayuda económica dependerá de otros factores tales como: sensacionales avances en tecnologías para control de natalidad y su receptividad en los diferentes países.

 

Políticas a seguir y su Coordinación

39) Las estrategias son complejas y su coordinación debe ser cuidadosa y específica de acuerdo a las circunstancia.

Sugerencias a seguir:

a)     A causa de las implicancias en política exterior, es muy importante el enfoque político para obtener buenos resultados.

b)     Cuando el programa sea aprobado por el Presidente, el Comité de coordinación y desarrollo tendrá responsabilidad total. Este comité tiene la ventaja de ajustar los aspectos técnicos y financieros de las políticas demográficas de EE.UU. tratando de minimizar las complicaciones políticas inherentes a estos programas (es otros países).

 

Puntos clave de este informe:

Este informe permite apreciar la gravedad del problema demográfico que amenaza la seguridad norteamericana y mundial; considerándola aún mayor que una guerra nuclear.

Es de suma importancia que los gobiernos reconozcan la magnitud del problema y actúen en consecuencia. Los factores demográficos son críticos y a veces determinantes de conflictos violentos en áreas de desarrollo. Diferencias religiosas, sociales y raciales, migración, diferencias de conocimientos y habilidades, diferencias urbanas y rurales, relación entre población y recursos alimentarios.

Casi todos estos conflictos tienen una raíz demográfica. Es importante reconocerlo para poder prevenirlo.

Cuando la población se expande en mayor grado que los recursos necesarios para su mantenimiento, seguramente se producirían desórdenes internos y violencia, con quiebres internacionales en algunos casos.

En los países en desarrollo estos factores sumados a otros, debilitan gobiernos y abren el camino a regímenes extremistas.

Este informe da ejemplos: El Salvador-Honduras (Guerra por el Fútbol); la guerra civil en Nigeria; la guerra entre Pakistán-India-Bangladesh.

Es de suma importancia la educación sexual en las escuelas, inculcando el ideal de la familia con no más de dos nietos.

Los gastos en planeamientos familiares son una inversión a futuro.

El objetivo es bajar los índices para el año 2000. El aborto es vital para lograrlo.

Si bien no hay recomendaciones específicas para proponer el aborto, debe tenérselo en cuenta en el contexto de las estrategias a seguir.

Ningún país redujo el aumento poblacional sin recurrir al aborto. Hecho en forma legal o ilegal ha sido el método más efectivo de control de natalidad.

 

Comentarios del Dr. Julio C. González a propósito del NSSM 200

La concepción de Sir Henry Kissinger es malthusiana, es importantísimo difundir a los autores antimalthusianos que científicamente han demostrado que vida y bienestar son dos categorías complementarias y no antitéticas. En ese orden, debemos citar en primer lugar al eminente sabio brasileño Josué de Castro que fue presidente como médico de la Organización Mundial de la Salud, en sus tres obras "Geografía del hambre", "Geopolítica del hambre", y "El libro negro del hambre" demuestra que solamente la novena parte de los recursos alimenticios del planeta se halla en explotación y que las 8/9 partes restantes permanecen ociosas y no se explotan para incrementar el rendimiento financiero y las ganancias de los capitales privados.

Por su parte el profesor norteamericano Lyndon LaRouche en la misma escuela antimalthusiana demuestra que el planeta tierra posee recursos para albergar, alimentar y dar un buen vivir a 35.000 millones de personas y no al reducido número de 5.000 millones.